| 11/29/2010 12:00:00 PM

Más de 140.000 hectáreas agrícolas quedaron inhabilitadas por el invierno

De acuerdo con información suministrada por las Secretarias de Agricultura indican que al menos 140.000 hectáreas de cultivos y pastizales se encuentran bajo las aguas y que más de 43.000 familias productoras han resultado damnificadas.

El invierno y las constantes lluvias están generando estragos sin precedentes para el sector agrícola colombiano, así lo indicó que el ministro de Agricultura y Desarrollo Rural, Juan Camilo Restrepo Salazar,

Los cultivos con la mayor afectación son el arroz, el maíz y la papa. Más de 17.000 hectáreas de pastos se encuentran anegadas.

El Ministro insistió en que a pesar de la difícil situación, el país no se encuentra en riesgo de enfrentar un desabastecimiento de alimentos o un alza generalizada de precios.

Dijo que es evidente y no se puede desconocer, que algunos productos estén subiendo de precio como consecuencia del invierno, como es el caso de la papa que reporta alzas que varían entre un 20% o un 25%.

Indicó que el Gobierno mantendrá un monitoreo permanente sobre el comportamiento tanto en la oferta como en los precios de productos básicos y que de ser necesario, lo que no se ha contemplado por ahora, se procedería a considerar su importación.

Restrepo anunció que se destinarán $20.000 millones para fortalecer el seguro de cosechas, que maneja Finagro, contra los cambios del clima. Con esos recursos el Estado subsidiará, hasta en un 60%, el valor de la póliza que tome el productor campesino.

“Esto tiene como propósito no solo servir para esta emergencia específica, sino también para ir creando y facilitando la cultura en Colombia de una más extensa red de seguros contra los riesgos climáticos”, subrayó el ministro Restrepo Salazar.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?