| 5/13/2015 9:00:00 AM

Luis Felipe Acero será el gerente encargado de la Fedecafé

Tras 24 años al frente de la Federación Nacional de Cafeteros se produjo la renuncia de Luis Genero Muñoz la cual se hará efectiva el próximo primero de junio.

Después de 7 años al frente de la Federación Nacional de Cafeteros se produjo la renuncia de su Gerente General, Luis Genaro Muñoz, la cual se hará efectiva desde el primero de junio de 2015. En su remplazo el Comité Directivo encargo en las funciones de Muñoz al Gerente Administrativo, Luis Felipe Acero.

Los miembros del comité le reconocieron a Muñoz los logros alcanzados por él durante su administración de la Fedecafé. Hay que señalar que pese a los reconocimientos hechos por los miembros de los distintos comités, los representantes de algunos de éstos habían pedido en repetidas ocasiones la renuncia del dirigente.

El más reciente reporte de la Fedecafé muestra que entre mayo de 2014 y abril de 2015 la producción de café de Colombia llegó a los 12,4 millones de sacos, un 10% más frente a los 11,3 millones cosechados en igual periodo anterior.

En abril pasado las exportaciones de café alcanzaron los 927 mil sacos de café, 13% superior a los 822 mil sacos vendidos al exterior en el cuarto mes del 2014. Durante lo corrido del presente año, las exportaciones han crecido a un ritmo inferior al de la producción, lo que implica un mayor abastecimiento para la industria nacional.

Entre enero y abril las exportaciones de café de Colombia aumentaron 3% y se ubicaron en 3,8 millones de sacos, frente a los 3,7 millones de sacos exportados en el mismo periodo de 2014, de acuerdo con el informe de los cafeteros.

En los últimos 12 meses, es decir de mayo 2014 a abril 2015, las ventas externas fueron de 11,1 millones de sacos, 5% más que los 10,6 millones de sacos exportados en el mismo periodo anterior.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?