| 9/24/2012 6:00:00 PM

Luis Alberto Moreno, dentro de los 'elegidos Clinton'

El magnate Carlos Slim y el presidente del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), Luis Alberto Moreno, recibieron en Nueva York el premio "ciudadanos del año" que entrega la Iniciativa Global Clinton.

Slim y Moreno son dos de las seis personalidades galardonadas este lunes por el foro impulsado por el expresidente estadounidense Bill Clinton por su "liderazgo visionario" en la resolución de algunos de los retos más acuciantes que afronta la humanidad.

La Iniciativa Global Clinton reconoce al dueño del imperio de las telecomunicaciones América Móvil por su liderazgo filantrópico, mientras que en el caso del presidente del BID la distinción se enmarca en la categoría de liderazgo en el sector público.

Junto a las dos personalidades latinoamericanas, también se reconoce la trayectoria del empresario irlandés Denis O'Brien, máximo accionista del grupo Independent News & Media (INM), por su liderazgo en el sector corporativo.

La Iniciativa reúne desde el domingo en la Gran Manzana a un millar de personalidades y expertos que abordarán hasta mañana, martes, algunos de los mayores retos que afronta la humanidad bajo el lema "Diseñando para impactar".

Entre las personalidades que participan este año en el foro está el presidente saliente de México, Felipe Calderón, el mandatario de Honduras, Porfirio Lobo, la secretaria de Estado de EE.UU., Hillary Clinton, y la reina Rania de Jordania.

La entrega de los premios, entre cuyos invitados se encuentra el rey Juan Carlos de España, es amenizada por el cantante británico Seal, el poeta callejero Joshua Bennett, el rapero canadiense de origen somalí K'Naan y la artista beninesa Angélique Kidjo.                                                               
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?