| 4/19/2013 6:00:00 AM

Los pasos para ‘destronar’ a Petro

Dinero.com presenta los pasos a seguir para revocar el mandato de Gustavo Petro, ahora que Miguel Gómez va a presentar más de 600.000 firmas en la Registraduría con ese propósito. ¿Qué está en juego?

¿Qué pasaría si a Gustavo Petro le revocan el mandato? Esa es la pregunta que hoy se repiten miles de bogotanos a diario. Y lo hacen porque el representante a la Cámara Miguel Gómez, está ad portas de entregarle a la Registraduría las 640.000 firmas que recogió durante 97 días para seguir adelante en su empeño por ‘derrocar’ al mandatario capitalino.

Dinero.com, presenta los pasos que seguirán de ahora en adelante –tan pronto Martínez radique las firmas- y los que podrían continuar en el evento de que la revocatoria tenga eco en Bogotá. Estos son:

1. Estudio de firmas

Una vez las firmas lleguen a manos de la Registraduría, allí, un equipo especial tendrá que establecer su autenticidad. Una labor que podría llevar al menos un mes. Durante ese tiempo, si esa ‘comisión especial’ comprueba que como mínimo 289.200 rúbricas son auténticas, el primer paso estaría dado: la Registraduría tendría luz verde para convocar –en un lapso no mayor a dos meses- una consulota popular encaminada a que los capitalinos digan si quieren seguir bajo el mandato de Petro o no.

2. Consulta popular

Tal vez este es el paso más complicado. Y la explicación es simple: por lo menos el 55% de quienes salieron a las calles de Bogotá a votar en las pasadas elecciones a la Alcaldía –en 2011- tendrán que depositar su voto en este eventual proceso revocatorio. En palabras más simples, eso significa que 1’234.214 personas deberán participar en la consulta. Lo difícil del asunto es que de dicho universo, la mitad más uno –617.107-deberá respaldar la salida de Petro si es que realmente los bogotanos quieren verlo lejos del Palacio Liévano.

¿Y si la revocatoria funciona qué estaría por venir?


1. El reemplazo
Si los bogotanos se pronuncian a favor de la revocatoria, inmediatamente el Alcalde sería destituido de su cargo y el Presidente de la república estaría en la obligación constitucional de poner un reemplazo temporal. Tal y como ocurrió cuando Samuel Moreno fue destituido por la Procuraduría y en su reemplazo Juan Manuel Santos puso a la ministra de Educación, María Fernanda Campo.

2. Un reemplazo del partido

Mientras el ‘designado’ del Presidente asume las riendas de la Alcaldía, el movimiento de Gustavo Petro –Progresistas- deberá constituir una terna con miembros de ese grupo político.  Una vez la terna esté cocinada, pasaría a manos de Santos quien en pocos días debería elegir al mejor postor. Quien reciba la bendición presidencial sería el llamado a reemplazar al Alcalde mientras se organizan elecciones extraordinarias y los bogotanos deciden quién sería el reemplazo definitivo de Petro.

3. El nuevo Alcalde
Tan pronto se surtan las elecciones extraordinarias y el Palacio Liévano tenga nuevo inquilino, quedaría una pregunta en el aire: ¿el periodo del burgomaestre entrante sería de cuatro años o solo correspondería al tiempo que le faltó a Gustavo Petro para terminar su gobierno? Dinero.com, consultó la opinión de varios constitucionalistas y su respuesta fue contundente: “el eventual nuevo alcalde de Bogotá, elegido popularmente, estaría al frente de la capital solo por los dos años y medio que faltan para que concluya la actual administración”, señalaron al unísono los juristas.

Así las cosas, de cuajar la revocatoria del mandato de Gustavo Petro, Bogotá tendría nuevo alcalde en los últimos meses de este año. Por lo pronto, solo resta esperar.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?