| 7/12/2010 5:00:00 AM

Los Ecaes sí son importantes

Carlos Eduardo Hernández sacó un puntaje de 161,1 en el Ecaes de economía en el 2004. Este puntaje ha sido el más alto que se haya registrado hasta ahora en el país en esta carrera. Consejos para estudiantes de economía.

Carlos Eduardo Hernández es un economista graduado de la Universidad de los Andes. Hace 6 años sacó el puntaje más alto en un Ecaes en Economía. Se quiere dedicar a la investigación enfocada hacia las migraciones y en pocos días parte rumbo a los Estados Unidos a realizar un Ph.D en la Universidad de California, UCLA.

A sus 26 años, este economista afirma que el Ecaes sí es importante por dos razones. La primera, por que traza una línea de comparación entre las universidades. Aunque no mide completamente, si mide los conocimientos básicos que se deberían tener. “Al final del día el Ecaes sí es un indicador de los programas de economía”, resalta.

 

Además señala que quienes sacan los mejores puntajes en el Ecaes generalmente reciben becas. "Desde este punto de vista los estudiantes salen favorecidos”, afirmó. Por otro lado, esta prueba crea un incentivo para que los estudiantes echen un vistazo antes de graduarse a todos los temas de estudió durante la carrera.

Después que de su graduación decidió irse a viajar por Australia. De vuelta al país entró a trabajar al Ministerio de Hacienda como investigador de la Dirección de Política Macroeconómica. Posteriormente realizó una maestría en economía en la Universidad de los Andes y actualmente trabaja como profesor instructor de probabilidad, estadística y econometría, en la misma universidad.

Recomendaciones para economistas

La principal recomendación de Carlos Hernández es que a lo largo de la carrera es importante entender que la intuición tiene que estar detrás de los modelos. “La intuición es capaz de responder las preguntas”, aseguró.

Por otro lado, asegura que para los temas de macroeconomía, los economistas deben tener claro los modelos IS-LM y modelo Solow. En econometría, deben entender cómo se interpreta una regresión, además de las pruebas de hipótesis. En microeconomía, uno de los puntos clave es la teoría del consumidor. “Para todo economista debe ser claro el costo de oportunidad y la forma de pensar en términos marginales", aseguró.

Recomendaciones para el nuevo gobierno


“El gobierno tiene claro cuales son las prioridades en términos económicos. El empleo, el manejo de los ingresos por los recursos naturales y la seguridad democrática. Ahora lo que hay que pensar es que tan viables son las propuestas que han hecho”, se refirió Hernández.


Este economista afirma que hay que tener cuidado con el tema de las regalías, ya que estas ya tienen destinatario y uso. En términos fiscales está de acuerdo, mientras identifica que el mercado laboral es un tema delicado. “El tema del desempleo es grave porque no baja del 10% así se esté en bonanza económica. Yo considero que se deberían reducir los parafiscales y pasarlos al presupuesto nacional. Si se viene la bonanza petrolera, debería contemplarse que parte de esa plata debería irse al pago de estos aportes ”, afirmó.


De igual manera, asegura que la economía colombiana está cambiando hacia un perfil extremadamente tecnológíco. Esto hace que la mano de obra más valorada sea la más educada. Para este economista, la gente con una mayor educación es la que sé esta beneficiando del crecimiento económico. En este orden de ideas,  el gobierno debería destinar más recursos al sector de educación, pensando en una mayor competitividad. “Un ejemplo muy concreto y simple. Wikipedia tiene 608,000 artículos en español y 3'321.000 en ingles. Una solución es aumentar el número de personas que dominen este idioma, ya que la mayoría de la información está en inglés”, afirmó.

 

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?