| 8/10/2010 10:50:00 AM

Los dos países tendrán que ceder: analistas venezolanos

A pesar de ser buena la percepción sobre la posible apertura del comercio entre Colombia y Venezuela, no hay total confianza acerca de la perdurabilidad y efectividad de la misma. Analistas financieros venezolanos hablaron con Dinero.com sobre las ventajas y los temores acerca del tema.

Los resultados que se obtendrán si efectivamente las relaciones entre Venezuela y Colombia se reactivan son buenos para los dos países. Sin embargo, los dos países tendrán que ceder en temas estructurales para generar la confianza suficiente como para que el efecto se presente de manera rápida y eficiente.

Por un lado, el presidente Hugo Chávez debe ceder y generar garantías para lograr la confianza de los colombianos y generar varios efectos positivos en la economía venezolana y así poder bajar la temperatura política de cara a las elecciones parlamentarias de septiembre. Por su parte, el presidente Juan Manuel Santos debe destapar sus cartas para descifrar cuales son las intenciones acerca del tema con Venezuela.

“La percepción del acercamiento efectivamente es positiva, con respecto a la posible mejora entre las relaciones de ambos países. Ambos países se han visto afectados. Venezuela pensaba que iba a sustituir rápidamente los productos colombianos, pero no se ha logrado del todo. Buena parte de empresas que importaban y exportaban de y hacia a Colombia, han contribuido a la destrucción del empleo y han debilitado todo el sector productivo”, dijo Maikol Bello, economista senior de Ecoanalítica.

Un experto analista financiero venezolano, que solicitó mantener su nombre en reserva, comentó que el gobierno venezolano tiene serias dificultades económicas, empezando por presiones inflacionarias estructurales y para completar problemas de financiamiento muy serios. “Por eso el gobierno venezolano salió ayer a ofrecer bonos por US$3.000 millones a pesar de haber dicho el fin de semana que no se iban a endeudar”.

Inflación y empleo en Venezuela podrían mejorar

Con la apertura del comercio, la entrada de alimentos a Venezuela sería menos costosa. “Traer alimentos de Perú, Argentina y Brasil resulta muy costoso en términos de tiempo y logística. Los puertos venezolanos en algunos momentos están saturados. En este momento hay cierta conciencia por parte del gobierno venezolano pues eso reduciría la inflación en Venezuela”, dijo el economista de Ecoanalítica.

Por otro lado, Bello comentó que el empleo también se vería favorecido con el reestablecimiento de las relaciones y la apertura del comercio bilateral. “Parte de los bienes que se importan de Colombia eran materia prima lo que ha limitado la producción de ciertos bienes y ha aumentado el desempleo”.

La industria manufacturera y el comercio son grandes generadores de empleo en Venezuela. Colombia era proveedor de bienes al sector textil con calidad y precios competitivos, por eso estas industrias se han visto afectadas con el rompimiento de las relaciones y han tenido que despedir personal aumentando las tasas de desempleo en Venezuela.

En Colombia los beneficios serían la reactivación del empleo en la frontera y la reactivación de las exportaciones, el principal destino de ventas se reestablecería de manera rápida. Aunque todo dependerá de las garantías del gobierno venezolano en cuanto a las formas de pago.

“Es positivo para ambos países, pero creemos que se mantendrá la volatilidad, pero será mejor que los primeros seis meses del año. Continuarían algunos retrasos y ciertos ruidos políticos, pero definitivamente implica mejoría en muchos aspectos para los dos países”, agregó Bello.

¿De qué depende el éxito del restablecimiento de las relaciones?

Para el experto analista financiero, no hay garantía de cómo el gobierno de Chávez le puede responder a los exportadores colombianos. “Es natural que los productores en Colombia sientan temor de vender a Venezuela después de las pérdidas que tuvieron que asumir por el impago del gobierno”.

La efectividad del acercamiento y la posible apertura del comercio dependerá primero de que el gobierno de Chávez le pague a los exportadores colombianos lo que les debe y segundo de cuales son los compromisos por parte de su gobierno para garantizar el pago de las próximas compras.

Sin embargo, el analista experto insiste que el gobierno con problemas de financiamiento cuenta con una capacidad de maniobra limitada en términos de liquidez, por lo tanto puede llegar a no ofrecer muchas garantías, lo que no es efectivo para activar rápidamente el comercio.

Los analistas coinciden que en parte lo que más perdió Venezuela al romper las relaciones con Colombia, fueron canales de distribución eficientes y facilidades de pago, porque los colombianos le daban crédito a los importadores venezolanos, mientras que los de Argentina y Brasil, hasta que no reciben los dólares no despachan a Venezuela los productos. “Es probable que ahora pase eso con Colombia también”, dijo el analista experto.

Así mismo, la percepción es que el éxito también dependerá de la orientación y el enfoque que le de el presidente Santos a las relaciones, ya que ayudará a que el gobierno venezolano sea mas abierto. En ese sentido, también se puede percibir que los venezolanos creen que las intenciones del presidente Juan Manuel Santos tampoco son claras.

“No queda claro si las acusaciones del gobierno del presidente Álvaro Uribe hechas las últimas semanas, fueron hechas por convicción propia o fue una política de gobierno, planeado entre el gobierno que entraba y el que salía. Aunque la expectativa y sensación general es que Juan Manuel Santos tendrá una política de apaciguamiento”, dijo el analista experto.

¿Una movida política?

Para los analistas las buenas intenciones del presidente Hugo Chávez pueden tener de fondo un tema político. Mejorar la economía debe ser una prioridad si el gobierno aspira a seguir teniendo la mayoría en el parlamento venezolano y empezar a ganar terreno para las elecciones presidenciales del 2012.

“En las elecciones parlamentarias, muy probablemente el gobierno se quede con el 60% de los puestos de diputados, lo que le permite seguir teniendo el control, pero no en la misma medida que hoy en día que controla mas del 90%, por lo tanto tiene que mejorar temas de estructura si aspira ganar las elecciones presidenciales en el 2012. La inflación y el desempleo afectan a todos los venezolanos y son variables que afectan la popularidad del gobierno”, dijo Bello

Es por eso que para el economista de Econalítica, el tema puede ser duradero pues mejorar las relaciones ayudaría a reactivar algunos sectores que se han visto afectados en el ultimo año y medio, tiene dos años para mejorar y panorama y su imagen para las elecciones en el 2012.

Para el analista financiero experto el acercamiento y el restablecimiento de las relaciones con Colombia es la solución a otros problemas del gobierno Chapista. “Las señales de ambas partes son contradictorias y no dan total confianza. Por un lado Hugo Chávez insultaba a Juan Manuel Santos hace más de un año y medio y por el otro las decisiones del gobierno de Uribe han puesto al gobierno de Chávez ante la posibilidad de afrontar un juicio internacional, lo que terminaría de dañar la popularidad del presidente venezolano que ha venido en constante decrecimiento”.

“De aquí a septiembre no van a mejorar los indicadores y si puede ser una herramienta para mejorar los índices de popularidad y bajar la temperatura política, pero es importante decir que tampoco ha mostrado herramientas efectivas para solucionar los problemas estructurales”, agregó en analista financiero experto.

 

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?