| 2/16/2011 7:00:00 AM

Los argumentos del Gobierno frente al paro camionero

La principal defensa de este tema, es que la medida de libertad de fletes es necesaria para mejorar la competitividad del país, porque se reducirán los costos del transporte de los productos y en los precios al consumidor final. Además de modernizar los sistemas de transporte.

El pasado 17 de enero el Ministerio de Transporte anunció el desmonte de la tabla de fletes bajo un esquema de libertad vigilada de fletes, que también fue incluida en el Plan Nacional de Desarrollo, al identificar este como uno de los grandes problemas para la competitividad del país. Prueba de ello es que los países desarrollados realizaron estas reformas en los años ochenta, y hoy ningún país con nuestro nivel de desarrollo, la tiene.

Dentro de las alternativas que se están manejando es que la entrada en vigencia sea gradual, pues saben que a través de un decreto no se pude derogar una medida que lleva 14 años en vigencia. “El Gobierno quiere proteger al pequeño camionero, con ayudas para la chatarrización, modernización de equipos, más seguridad para ellos y sus familias”, ha dicho el Ministro en reiteradas ocasiones.

El Gobierno ha señalado que es urgente modernizar los esquemas de transporte, debido a que el 80% de la carga del país se transporta por esta vía.

De acuerdo con el informe del Consejo Privado de Competitividad la medida de desmontar los fletes se hace necesaria para hacer una transición hacia una contratación libre entre los transportadores y los usuarios.

Según el informe de la entidad público-privada, es indispensable generar una política de mejora de la gestión comercial de las empresas de transporte que administre la flota, modernicen el parque automotor, se fortalezcan las relaciones entre las empresas transportadoras, usuarios e inversionistas, de cara a que el sector de carga haga parte del programa de Transformación Productiva como uno de los sectores de clase mundial.

Dentro de los planes que hay, es que los camiones tengan una vida útil de 20 años.

Cardona, dice que es falso la compra de 5.000 camiones para el sector petrolero.

Por ahora el decreto está en revisión, para publicarlo y que entre en vigencia a partir del 28 de febrero.

Las negociaciones con los transportadores de carga continuarán siempre y cuando se respete la seguridad vial y se permita la movilidad en las ciudades.

En las últimas semanas se han hecho 420 caravanas con el apoyo de la Policía de Carreteras que han escoltado a los camioneros en sus trayectos.

Estas medidas complementan la decisión de aumentar la inversión en infraestructura como porcentaje del PIB que pasó del 0,66% en el 2002 a 1,73% en el 2010.

Dentro de los puntos del Plan Nacional de Desarrollo está el fortalecimiento de la Superintendencia de Puertos y Transporte, que tendrá personería jurídica para garantizar la sostenibilidad financiera a través del cobro de cuota de vigilancia a todos los entes que sean regulados. Esta entidad será la encargada de vigilar las tarifas de los nuevos fletes.

“Como medida transitoria, se ajustará la tabla de fletes con la aplicación de un modelo de costos eficientes calibrado y validado por el MIT, que se actualizará a partir del Índice de Costos de Transporte de Carga (ICTC) que desarrolla el DANE, y que tenga una correspondencia con los incentivos que se buscan generar: que refleje las mejores prácticas de empresas formales; y que promuevan la renovación e innovación tecnológica en equipos. A partir del ICTC, de la información del Runt, de los esquemas tecnológicos de gestión de flota vehicular, y de información operacional y de gestión otros agentes de la cadena logística de abastecimiento, el MIT, con apoyo del DNP, diseñará y desarrollará el Índice de Costos Logísticos (ICL) que alimentará al Observatorio Nacional de Logística de Cargas”, señala el Plan en uno de sus capítulos.

Esto evidencia que el Gobierno no derogará dicho decreto, pues hace parte de la hoja de ruta de los próximos cuatro años.

El Ministerio también reglamentará la prestación del servicio público de transporte terrestre automotor de carga, posibilitando esquemas de contratación de mediano y largo plazo que flexibilicen la regulación económica transitoria del Estado.

Para reducir las asimetrías de información, la entidad diseñará e implementará el Registro Nacional de Despacho de Carga (Rndc), como parte del sistema Runt y como mejora del manifiesto de carga electrónico. El Rndc complementará un mercado virtual (bolsas de carga) donde los generadores y las empresas formales transarán contratos, bajo un esquema de iniciativa privada que el Gobierno Nacional ayudará a promover.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?