Dinero.com Revista Dinero

Desde hace 22 años Martinet le presta su voz al plomero italiano de bigotes grandes.

| 10/6/2012 12:00:00 AM

Los actores detrás de los videojuegos más famosos

Si trabajasen en Hollywood serían tan conocidos como Brad Pitt o Angelina Jolie, pero como se esconden detrás de las animaciones, pocos saben quiénes son.

Han pasado ya 32 años desde que el primer videojuego incorporó el sonido de la voz humana.

Fue en 1980 cuando Stratovox, una especie de cruza pobre de Space Invaders con Galaga, incorporó las palabras "Ayúdame", "Muy bien" y "Volveremos".

Sonaban como un Dalek (una de esas criaturas extraterrestres de la serie británica Doctor Who) encerrado en una caja metálica.

Hoy, casi no hay videojuegos que no requieran actores. Los que disponen de un gran presupuesto emplean la misma tecnología que las grandes producciones de Hollywood -como "Avatar" o "El señor de los anillos"- para escanear el movimiento de los actores y replicarlo en la pantalla.

Sin embargo, aunque millones de personas en el mundo consumen videojuegos, pocos conocen a los actores que protagonizan estas historias digitales.

La BBC conversó con tres de los más solicitados en la industria, sobre sus inicios y las ventajas y desventajas de ser un actor "pixelado".

Charles Martinet

Desde hace 22 años Charles Martinet es la voz del plomero italiano de bigotes Mario, o Super Mario, algo que no estaba en sus planes cuando empezó a estudiar Política en la Universidad de California, Berkeley, en Estados Unidos.

En el último año de la carrera Martinet sufrió una gran decepción cuando un profesor le exigió "regurgitar la información que éste había escrito en un libro, capítulo por capítulo".

"No pude hacerlo, así que lo dejé", cuenta este hombre de 57 años, que comenzó a tomar clases de actuación para superar su miedo a hablar en público, a instancias de un amigo.

"Mi primer monólogo fue el de un muerto que regresaba para contarle a la audiencia la miseria y el horror de su muerte".

"¡Todos me dijeron que había sido increíble y que era el único que no parecía nervioso!".

Su entusiasmo por la actuación lo llevó a trabajar en teatro y televisión, antes de hacerlo para videos corporativos.

Y en 1990, mientras disfrutaba del sol en una playa de California, recibió el llamado de un amigo informándole de una audición para un show.

El productor estaba buscando a alguien para ponerle la voz a Mario (que hasta entonces era mudo) en un evento comercial.

"Me dijeron que tenía que hacer el papel de un plomero italiano de Brooklyn", dice Martinet. Primero, el actor pensó en poner una voz rasposa, pero a último momento cambió de idea y arrancó su monólogo inspirándose en el personaje de Petrucio, de "La fierecilla domada" de Shakespeare , que había interpretado en el pasado.

"Hablé y hablé de espaguetis, de las albóndigas de carne y, después de media hora, el productor me dijo: 'Para, se me acabo la cinta'".

"Luego llamó a Nintendo y les dijo: '¡Encontré a Mario!'. Esa fue la única cinta que les envió, recuerda Martinet.

Después de seis años de trabajar en ferias comerciales, Nintendo decidió llamarlo para que haga de Mario en un nuevo juego: Mario 64.

Desde entonces ya ha hecho más de 35.

Nicki Rapp

"Cuando estaba en la escuela los profesores me decían que tenía limitaciones", dice Rapp con voz aguda.

"Me dijeron que no podía hacer teatro por mi voz. Pero lo que yo veo, actuando sólo con mi voz, es que no estoy limitada en lo más mínimo".

Durante los últimos 13 años, Rapp le ha prestado su voz a una variedad de personajes como Morgan LeFlay, el pirata cazador que puede contener la respiración por cinco minutos, en el videojuego "Tales of Monkey Island", o Lily, la sobreviviente de la serie "The Walking Dead".

Rapp es una de las estrellas de "The Sims", la serie en la que habla Simlish, una lengua inventada que suena como una real, y que ha vendido más de 150 millones de copias en todo el mundo.

"Al principio siempre improvisaba, pero ahora ya hay un poco más de libreto (...) Yo invento muchas palabras. Tengo un pequeño anotador conmigo y las voy escribiendo".

"Yo trabajé en el café de un hostal por seis años y allí conocí a gente de todo el mundo. De ahí saqué muchos nombres para usarlos cuando hablo Simlish", dice.

Rapp recuerda que cuando era niña era muy tímida, por eso la convencieron de tomar clases de teatro. La estrategia funcionó. Ahora es una joven efervescente con un carácter muy alegre.

"Es definitivamente el mayor desafío que he tenido como actriz", dice en referencia al personaje de "The Walking Dead". "Lily es muy diferente a mí", señala.

Pese a que ya se ha comisionado una segunda temporada de la serie, Rapp todavía tiene dificultad para ganarse la vida sólo actuando.

Entre un proyecto y otro, trabaja en un café.

"Mi meta es trabajar a tiempo completo en una serie animada", dice esperanzada.

Michael Mando

A diferencia de Rapp y Martinet, Michael Mando es claramente reconocible en el rol de Vaas, el villano filosófico y psicópata de "Far Cry 3".

La actuación del canadiense fue capturada en un estudio de realidad virtual en 3D. Sus expresiones faciales y sus movimientos fueron recreados a la perfección en un videojuego que está por salir al mercado próximamente y cuya acción transcurre en una remota isla tropical.

Mando cuenta que se basó en su experiencia en el teatro y el cine para adaptarse a este nuevo medio.

"Todo se hace en una toma, como en el teatro", explica. "En un filme puedo decir una línea, otro actor decir otra y luego la cámara vuelve a mí en una toma diferente. En este medio, no hay cortes".

Nacido en la ciudad de Quebec, Mando dice que acabó actuando de pura casualidad.

Hace diez años, mientras visitaba a su madre en Costa de Marfil, se vio involucrado en una pelea en un bar en la que recibió un disparo en la rodilla.

Mando cuenta que tuvo que dejar su beca en la Universidad de Montreal y que se anotó "en un curso de teatro muy barato, que costaba cerca de US$100, porque no tenía ganas de buscar un trabajo".

"Tuve maestros que creyeron en mí desde un principio y conseguí un trabajo bastante rápido", recuerda.

Como empezó haciendo teatro el dinero no siempre le alcanzaba. "Trabajaba un montón pero tenía que pagar por mi maquillaje y la comida". Pero la situación mejoró cuando consiguió su primer papel en televisión.

Cuando le llegó la invitación para participar en la audición de "Far Cry" no lo pensó dos veces.

"Leí el monólogo y me pareció muy bueno, pero el personaje por el que me llamaron no tenía nada que ver conmigo, por eso decidí ir y probar algo diferente".

"Improvisé mucho y ellos decidieron crear un personaje a partir de lo que había hecho en la audición".

Mando confiesa que no toca un videojuego desde que era niño. "Tengo que ser honesto, los botones me parecen muy complicados".

No obstante, reconoce que es increíble lo que ha logrado la tecnología.

"He visto los avances de 'Far Cry 3' y quedé fascinado. Es extremadamente divertido", dice Mando
                                                                                                                  
¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×