| 8/20/2013 5:00:00 AM

Locomotora minera vs. medio ambiente

Entre los problemas más graves que generaría la minería, de no tener un manejo responsable, es que el país se vería enfrentado a una situación de desabastecimiento hídrico y de contaminación.

Germán Corredor, director del Observatorio Colombiano de Energía del Centro de Investigaciones para el Desarrollo (CID) de la Universidad Nacional de Colombia, aseguró que un impacto tan negativo no se compensa con los recursos que estos sectores generan vía regalías o impuestos.

El académico recordó que en un informe de la Contraloría General de la Nación, presentado en meses pasado, se revelan los peligros de la actividad extractiva con relación al recurso hídrico.

Para Corredor, el Gobierno Nacional está en medio de un debate entre seguir concediendo títulos mineros para garantizar el avance de la locomotora minera o escuchar los reclamos de las comunidades.

“Está sucediendo en el Tolima y en otras regiones del país. Va a ser muy difícil mantener el ritmo de crecimiento del sector minero, dada la oposición de las comunidades a la instalación de nuevas minas”, señaló.

El profesor se refiere a los arduos debates sobre la explotación de oro a gran escala por la multinacional AngloGold Ashanti en los municipios de Cajamarca y Piedras en el departamento del Tolima.

La población de piedras hizo historia al decirle no a los planes del Gobierno en la región. En una consulta popular, los habitantes manifestaron su desacuerdo con la aprobación de actividades de explotación minera aurífera en su territorio.

Según el experto, una solución podría ser que el Gobierno implemente “políticas de choque para los impactos negativos ambientales y sociales que el 'boom' minero-energético trae al país y que ya se están evidenciando”.

Según cifras del Departamento Administrativo Nacional de Estadística (DANE), el avance de 5,9% del sector minero y energético fue la principal razón para que la economía colombiana creciera 4% durante el año pasado.

De acuerdo con el CID, su participación en el Producto Interno Bruto pasó de un 8% a un 15% en la última década. No por nada, el Gobierno cataloga la minería como una de las locomotoras del desarrollo.

“Hay grandes recursos y potencial en este sector, pero los factores ambientales y sociales pueden impactar de forma importante la producción y son asuntos que no se pueden descuidar”, concluyó.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?