| 4/9/2011 7:45:00 AM

Lobo agradece movimiento iniciado por Colombia para que Honduras vuelva a OEA

El presidente de Honduras, Porfirio Lobo, agradeció hoy el "movimiento" iniciado por Colombia para impulsar la reincorporación de su país a la Organización de Estados Americanos (OEA).

"Me congratulo mucho de que se haya iniciado un movimiento para la incorporación de Honduras a los organismos regionales como la OEA", dijo Lobo en una breve declaración a la prensa al término del encuentro, que tuvo lugar en la Casa de Huéspedes Ilustres de la ciudad caribeña colombiana de Cartagena, donde aún siguen reunidos Santos y Chávez.

Agradeció en particular a la canciller colombiana, María Ángela Holguín, por su búsqueda de "mecanismos para que cada vez más la relación entre los pueblos se fortalezca".

La sorpresiva visita a Cartagena de Lobo, cuyo Gobierno no es reconocido por Chávez, fue anunciada hoy mismo por Santos, que esperaba con ella, según sus propias palabras, "dar un paso adicional hacia el arreglo definitivo del problema de Honduras con la OEA".

El organismo interamericano suspendió a Honduras y adoptó siete recomendaciones que instaron, entre otras cosas, a "poner fin" a los juicios iniciados contra el expresidente Manuel Zelaya durante el régimen de facto posterior a su derrocamiento por un golpe militar en junio de 2009.

En Suramérica, Argentina, Brasil, Bolivia, Ecuador y Venezuela no reconocen al Gobierno de Lobo, que asumió en enero de 2010, y exigen el regreso incondicional a Honduras de Zelaya, quien reside en República Dominicana.

Lobo no dio detalles de lo conversado hoy con Santos y Chávez sobre el retorno de Zelaya a Honduras y únicamente dijo que se trató el tema y que informó al colombiano y al venezolano de "los avances en ese campo", sin más precisiones. EFE


¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?