| 6/21/2010 6:00:00 AM

Lo primero que recibirá el Congreso del nuevo Presidente

En materia económica, el Congreso recibirá un proyecto de reforma del estatuto de seguridad social, enfocado en conseguir recursos frescos y mejorar la cara del sistema de salud del país. Alistan reforma constitucional para la administración de regalías y una ley para la formalización de empleo.

El primer proyecto que presentará el gobierno de Juan Manuel Santos, será la reforma estatutaria en salud, le dijo a Dinero.com, Juan Carlos Echeverry, director programático de la campaña y el candidato más cercano a ser Ministro de Hacienda y Crédito Público en el nuevo gobierno.

 

El gobierno de Santos buscará adquirir recursos frescos para mejorar los servicios y lograr la cobertura universal en salud, que fue una de las promesas de la campaña del nuevo Presidente. Adicionalmente, con la reforma pretenden encontrar soluciones para el sistema de reclamaciones por vía tutela y los denominados servicios no POS que en los dos últimos meses aumentaron el 30%.


Así mismo, Echeverry dijo en una conferencia del seminario de Anif, Fedesarrollo y el Consejo de las Américas, “Colombia a los ojos de Wall Street: recuperación internacional y retos para Colombia”, que es necesario crear controles sobre los precios de los medicamentos, pues en Colombia los medicamentos resultan más costosos que en cualquier otro país de Latinoamérica.


Desde el punto de vista de objetivos, la reforma estatutaria tiene muy buenas intenciones, lo cierto es que el problema de la salud tiene un problema de fondo que no es desconocido. Las acciones que debe tomar el gobierno del presidente Santos en materia de salud, deberán ir de la mano de las políticas laborales, aumentar la base de contribuyentes debe ser una prioridad en el nuevo gobierno. La única manera de lograrlo es incrementar la tasa de empleo formal.

 

Reforma constitucional


El gobierno presentará a consideración del congreso una reforma constitucional para el régimen de regalías. Echeverry propone que parte de las regalías sean tomadas por el gobierno central para ahorrar, específicamente el 1% del PIB. El uso de esos recursos podría ser, según el director programático, para pagar deuda externa y mejorar el perfil de riesgo del país, buscando la calificación de grado de inversión.


La posibilidad de que el congreso apruebe este proyecto es muy lejana, pues trata dos temas muy sensibles, uno es reforma a la constitución y otra es tocar los recursos de los entes territoriales. En ese caso resultaría mejor acogerse a la propuesta del actual presidente, Álvaro Uribe, que es crear un fondo de estabilización en cada región para ahorrar los recursos provenientes de la bonanza petrolera y usarlos en épocas en que la producción sea baja, el problema es que el gobierno central no podría acceder a esos recursos que es el fundamento de la reforma propuesta.


Dentro de estas reformas que tienen que ver con el sector energético, Echeverry también declaró que el nuevo gobierno se encuentra evaluando eliminar algunas exenciones de impuestos para aumentar los ingresos del gobierno.


Ley de formalización de empleo

 

Finalmente, otro de los proyectos que recibirá el congreso es la ley de formalización de empleo. Echeverry argumenta que la creación de una ley sería mucho más efectiva que una reforma laboral como todos los economistas plantean. “El tema de la informalidad mejoraría marginalmente con una reforma laboral. Además la aprobación de una reforma laboral toma mucho tiempo”, agregó.


Los objetivos del nuevo gobierno son muy ambiciosos, en campaña propusieron crear 2,5 millones de empleos nuevos y formalizar 7,5 millones, adicionalmente reducir la tasa de desempleo en los cuatro años de gobierno a una tasa cercana al 6%.


Aunque el director de campaña no especifica los métodos de formalización, dice que es consciente que la economía en los próximos años estará jalonada por sectores no urbanos que ayudan marginalmente a la creación de empleos estables, como la infraestructura, construcción, minería e hidrocarburos. “Tenemos que desatrasarnos en infraestructura y en agricultura con respecto a los demás países de Latinoamérica”, dijo Echeverry.


Por lo tanto, después de lograr estos avances se crearan incentivos para los servicios urbanos que son los creadores de empleo reales, como el comercio, las finanzas, el transporte, el gobierno y el turismo.


Adicionalmente, esta reforma incluiría políticas para formalizar a los empleados informales como los taxistas, los tenderos, los peluqueros, entre otros. Para Echeverry, para acabar con el problema de la informalidad, “hay que cambiar la micro de los sectores”.


Una manera de combatir la informalidad desde la parte micro, sería la creación de incentivos tanto para empleadores como para empleados a tomar la decisión de ser formal. Como excenciones de impuestos, tratos preferenciales en el régimen contributivo, acceso a la caja de compensación a un menor costo si está dentro del régimen contributivo de salud, entre otros.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?