| 1/3/2017 3:22:00 PM

Lo bueno y lo malo tras un año de Peñalosa en Bogotá

Enrique Peñalosa, Alcalde de Bogotá. Foto: Archivo.

Ante las diversas críticas del mandato del actual Alcalde y la radicación de la solicitud de revocatoria, Dinero planteó cinco de los aspectos positivos y negativos de la gestión de Enrique Peñalosa en Bogotá durante 2016.

Los puntos malos

  • La Van der Hammen

Una de las polémicas que ha tenido que afrontar el actual alcalde de Bogotá tiene que ver con la reserva Thomas van der Hammen, a la cual considera “un potrero” y por ello pretendía construir 494.000 viviendas en unas 5.924 hectáreas.

Tras el anuncio del Alcalde, las críticas no se hicieron esperar del lado de los académicos y ambientalistas. De hecho, el profesor del Instituto de Ciencias Naturales de la Universidad Nacional de Colombia, Orlando Rangel, indicó que los argumentos del Alcalde carecen de peso al desconocer las investigaciones que demuestran la importancia de la reserva.

  • ¿El metro está en veremos?

El sistema Metro de Bogotá ya tiene gerente y el Gobierno asegura mantener su compromiso de aportar $9,6 billones para la construcción, sin embargo, aún no hay luz verde para su construcción y se estima que hasta 2022 entre en operación la primera línea del Metro.

Lea también: Todo lo que usted no sabía del proyecto del Metro de Bogotá

Mientras este tema se resuelve, los bogotanos opinan que en el último año se demoraron un 62% más de tiempo en sus trayectos habituales, según la más reciente edición de la Encuesta de Percepción Ciudadana de Bogotá Cómo Vamos.

  • Preocupados por la salud

En ese mismo informe se explica que más de la mitad (60%) de la población bogotana está inconforme con el servicio de salud que recibe, siendo las localidades más empobrecidas las que más critican al sistema. Una de las más recientes inconformidades de la ciudadanía se registró a finales del año pasado por cuenta del supuesto cierre de los Centros de Atención Médica Integral (CAMI) en los barrios.

  • Políticas sociales
  1. Enrique Peñalosa ha asumido tareas difíciles como la recuperación del sector del Bronx. La intervención de esta zona de Bogotá fue aplaudida por un segmento de la ciudadanía pero también muy confrontada, pues muchos de los habitantes de calle no fueron integrados a programas sociales y se distribuyeron por las localidades. Puntos como San Bernardo, en el centro de la capital, se vieron afectados por la llegada masiva de habitantes de calle
  2. A esta situación se sumó un debate de igual magnitud, que fue la recuperación del espacio público en zonas estratégicas como el norte de la ciudad. Los críticos, alegaron falta de planeación y generación de nuevas oportunidades de empleo para los comerciantes por parte de la Alcaldía.                                                                                                                                                                                              

Lea también: Un verdadero doctor le cuenta como reordenaría Bogotá

Los puntos buenos

De acuerdo con información de la Alcaldía de Bogotá, estos han sido cinco aspectos positivos de la gestión del alcalde Enrique Peñalosa en su primer año:

  • La seguridad

La seguridad de la capital del país mejoró, teniendo en cuenta que el robo de celulares cayó 20% y los heridos en riñas se redujeron en un 16%. También, los homicidios cayeron a un mínimo de 15,8 por cada 100.000 habitantes y hubo una reducción de muertes violentas en un 6% en comparación con 2015.

  • Infraestructura

Ya está lista una inversión por casi $250.000 millones para los diseños de obras de infraestructura como la ampliación de vías, troncales de TransMilenio, la carrera séptima y parques lineales.

  • Obras inconclusas

Según la Alcaldía, “puso la casa en orden”, al destrabar las obras que venían con problemas de administraciones anteriores, como el deprimido de la calle 94, la Avenida Los Cerros, y el Parque Bicentenario.

  • Las llantas usadas

Durante el año anterior, la Secretaría Distrital de Gobierno (SDG) retiró más de 11.000 llantas usadas de calles, canales y humedales de la ciudad.

La lista de retiro de llantas la lidera Suba, en el noroccidente de Bogotá, donde las autoridades distritales retiraron del espacio público un total de 2.741 llantas usadas; le sigue Puente Aranda (1.913), Bosa (1.332) y Kennedy (1.196).

  • ¿Reforma al sector salud?

Finalmente, a pesar de las inconformidades que tiene la ciudadanía con el tema, la Alcaldía indicó que se ha reformado el sector de la salud y se ha reducido el hacinamiento en los hospitales, con un ahorro de $32.000 millones en gastos administrativos, insumos y medicamentos de las Subredes.

Lea también: “No vamos a acabar los CAMI, los vamos a mejorar”, secretario de Salud

Publicidad

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.