| 3/24/2012 7:00:00 PM

Lluvias ya dejan cinco muertos y 5.000 damnificados en Colombia

La primera temporada lluviosa del año en Colombia, que comenzó el pasado 15 de marzo, deja ya cinco muertos y 4.895 damnificados, dijeron hoy fuentes del Ejecutivo en Bogotá.

Las emergencias asociadas a las precipitaciones también han destruido cinco casas y averiado otras 998, según el primer reporte del período divulgado por la Unidad Nacional para la Gestión del Riesgo de Desastres (UNGRD, gubernamental).

El informe de la UNGRD muestra asimismo que la temporada lluviosa ha afectado 26 infraestructuras públicas, entre carreteras, establecimientos educativos, centros comunitarios y acueductos.

Según indicó la misma fuente, las emergencias se han presentado en 31 municipios de 19 de los 32 departamentos, que afronta al año dos períodos de lluvias, la primera de marzo a junio y la segunda de septiembre a diciembre, normalmente.

En el reporte, la UNGRD indicó que el viernes abrió de manera oficial su sala de crisis, en la que tienen asiento delegados suyos y de las entidades operativas del Sistema Nacional para la Prevención y Atención de Desastres (SNPAD).

Más de 700.000 personas hacen parte de las entidades reunidas en el SNPAD, entre las cuales están la Cruz Roja Colombiana (CRC), la Defensa Civil Colombiana (DCC), las Fuerzas Militares y de Policía, y los cuerpos de bomberos.

La segunda temporada de lluvias de 2011 se prolongó hasta las primeras semanas de este año y dejó al menos 185 muertos, 138 heridos y 22 desaparecidos, así como unos 9.000 damnificadas, según los registros de la Cruz Roja Colombiana (CRC).

Los períodos de precipitaciones del año pasado en Colombia se vieron intensificados por el fenómeno meteorológico de La Niña. EFE
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?