| 12/12/2013 3:40:00 PM

La estrategia contra el alcohol adulterado

La adulteración de licor, además de ser un delito que atenta contra la salud pública, hace parte de la problemática del alcohol ilícito, que trae consigo la evasión de impuestos.

De acuerdo con el último estudio realizado por la Universidad Javeriana en el año 2011, el 25% de las bebidas alcohólicas en Colombia son adulteradas.

En ese contexto, el Director General de la Dian, Juan Ricardo Ortega, reactivó la campaña Lacra, “Licores Adulterados de Colombia Registro Antisanitario”, en contra de la adulteración, la ilegalidad y la evasión de bebidas alcohólicas en el país.

La campaña ilustra paso a paso el proceso de producción y distribución de productos falsificados en Colombia, mientras le cuenta a la opinión pública que "cada vez que no destruye la etiqueta y la tapa de una botella ayuda a los falsificadores a crecer su negocio".

Lacra es una palabra común en nuestro país y que califica a la persona que rompe las reglas y tiene mala intención con su comportamiento, y en este caso particular busca poner en evidencia que "alguien" que recoge las botellas vacías para venderlas, hay “alguien" que las compra y hay un "lugar" en el que todo el proceso de fabricación es hecho. Este alcohol ilegal se distribuye no sólo en las tiendas de conveniencia, sino en bares, restaurantes y San Andresitos.

La campaña busca generar conciencia entre los consumidores y la opinión pública acerca de cómo funciona esta "industria" y cómo cada persona puede tomar una acción para hacer frente a la falsificación y evitar ser víctima de este delito.

Por lo tanto, Lacra sugiere desconfiar de precios más baratos e invita a la gente a destruir las etiquetas y las tapas. Además busca generar un fuerte rechazo por parte de los consumidores y a tener un comportamiento de consumo seguro, así como concientizar a cerca del perjuicio que este delito genera en términos de salud pública, de evasión de impuestos y la pérdida del recaudo de estos ingresos para el Estado, como también de la gran problemática que esconde asociada a criminalidad y corrupción.

La problemática de la adulteración

1.    La adulteración de licores es un problema mundial, en el cual personas inescrupulosas sacan al mercado:

•    De acuerdo con el último estudio realizado por la Universidad Javeriana en el año 2011, el 25% de las bebidas alcohólicas en Colombia son adulteradas.
•    Producto falsificado que se caracteriza por tener un pie de importador falso y  estampilla falsa entre otros.
•    Producto adulterado en su contenido que afecta la salud y vida del consumidor.
•    Producto potencialmente peligroso para la salud y que se comercializa a un menor precio.
 
2.   La adulteración es principalmente un problema de salud pública, pero también es un problema que afecta al fisco nacional y departamental, al consumidor y al productor de licores:

•    Fisco: La adulteración es un problema que afecta los niveles de recaudo en el ámbito nacional y departamental; los principales sectores afectados por esta pérdida de ingresos, resultado de la adulteración son la salud, el deporte y la educación.
•    Consumidor: La principal víctima de la adulteración es el consumidor porque está poniendo en riesgo su salud como resultado de la ingestión de sustancias no aptas para el consumo, como el Metanol, que pueden ocasionar ceguera y en el peor de los casos la muerte. Por otro lado, el consumidor cuando compra un producto bajo la presunción de que es un producto genuino y recibe un producto adulterado está siendo víctima de un fraude.
•    Productor: El productor se ve afectado en su imagen y prestigio y cada una de las marcas se ve vulnerada en su imagen. Sin embargo lo más importante es que la falsificación y adulteración, pone en riesgo la salud de los consumidores.
•    Canal comercial: El prestigio de los establecimientos que se ven asociados a una problemática de la adulteración se ve seriamente afectado, además de que puede traerles consecuencias legales como cierre del establecimiento, multas económicas, etc.

Tips para el consumidor

•    Si va a comprar una botella de licor, asegúrese de comprar en lugares reconocidos.
•    Si va a un establecimiento y pide una copa de licor, EXIJA que le lleven la botella a la mesa y le sirvan el licor enfrente suyo.
•    No se deje engañar, lo barato sale caro! Así que el precio es un indicador de sí el producto es genuino o es adulterado.
•    Como la adulteración es un problema que nos afecta a todos, si conoce algún caso de adulteración, ¡denúncielo!
•    Cuando termine de consumir una botella de licor, trate de inhabilitar la botella destruyendo el filtro o rayando la botella, de esta forma, la botella no podrá ser reutilizada en el mercado y no podrá ser rellenada con liquido falso.
•    Lleve las botellas vacías a sitios especializados de reciclaje como los que se encuentran en centros comerciales.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?