| 7/20/2011 3:00:00 PM

Levantan protesta en Rubiales, en el Meta

Unos 10.000 trabajadores levantaron una huelga tras lograr un preacuerdo con la petrolera canadiense Pacific Rubiales que incluye la instalación de una mesa de diálogo.

"Anoche (martes) los trabajadores y Pacific Rubiales logramos un preacuerdo que permite que los operarios vuelvan a sus puestos y cumplan sus funciones", señaló en diálogo telefónico con Efe el secretario de Asuntos Organizativos de la USO, Moisés Barón Cárdenas.

Detalló que el preacuerdo, en el que participaron los empresarios, trabajadores y sectores de los gobiernos nacional y departamental, incluye que el sindicato recoja desde "hoy (miércoles) hasta el 28 de julio, al interior de Pacific Rubiales, todas las inconformidades y toda las violaciones a los derechos laborales que denuncien los trabajadores".

Esas denuncias serán llevadas a una mesa de diálogo que se instalará el próximo 3 de agosto y en la que tendrán asiento trabajadores, miembros de Pacific Rubiales y delegados del orden departamental, municipal y Gobierno central.

"En Puerto Gaitán (departamento del Meta, este del país) se buscará la solución definitiva a las reclamaciones de los trabajadores y esperamos darles solución definitiva", añadió Barón, de la USO, sindicato que reúne a unos 20.000 trabajadores del sector petrolero en Colombia.

El preacuerdo para cesar las protestas incluyó el compromiso de la petrolera de no tomar represalias contra los trabajadores ni remitir a la justicia a los detenidos, además de que no se les descontará el pago de salarios de los días de la protesta.

Es decir, "el paro se levantó y todo vuelve a la normalidad, pero quedamos a la espera de la mesa de diálogo", señaló el dirigente sindical.

Sobre la situación de orden público, señaló que las informaciones de que dispone la USO indican que tras el preacuerdo que permitió levantar el cese laboral no se han registrado enfrentamientos entre los trabajadores y las fuerzas del Estado.

"Todos estamos confiados en que el preacuerdo funcione y ningún trabajador quiere que pase alguna situación que lleve a otras mayores", apuntó Barón.

Agregó que Pacific Rubiales se comprometió a gestionar ante el Gobierno colombiano el retiro de la tropa, pues "la protesta es laboral y no media otra situación aparte de las denuncias de los trabajadores".

Recordó que Pacific Rubiales dejó de producir diariamente 177.000 barriles de petróleo y que por decisión de la misma empresa "el campo entró, en los días de paro, en parálisis" porque ordenó un cerramiento general de toda la operación en "prevención de cualquier situación sobre derrames u otro tipo de circunstancias".

"Confiamos en que todo se pueda solucionar porque Pacific Rubiales ha dado muestras de querer dialogar y solucionar la problemática", agregó.

Al menos seis heridos y siete vehículos incendiados, entre camiones y camionetas, dejaron los desórdenes que coincidieron con la declaración de la huelga, según autoridades del municipio de Puerto Gaitán, en el departamento del Meta, la localidad en la que estalló el conflicto laboral.

El Campo Rubiales está en el Meta y es operado por la canadiense Pacific Rubiales Energy.

La actual crisis se desató tras el despido de 1.100 trabajadores de la empresa colombiana Montajes JM S.A., contratista de Cepcolsa, filial de la multinacional española Cepsa, que realiza tareas en la región junto a Pacific Hocol y la Empresa Colombiana de Petróleos (Ecopetrol, estatal), entre otras compañías.

En su momento, el presidente de la Central Unitaria de Trabajadores de Colombia (CUT), Tarsicio Mora, dijo que los obreros fueron despedidos tras haberse sindicalizado para exigir mejores condiciones laborales, salariales y sociales.

EFE


¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?