| 3/19/2010 12:00:00 PM

Lento arranque de la economía

La economía colombiana estaría empezando a crecer. Sin embargo, la recuperación será moderada.

Las pocas cifras que se conocen del primer trimestre del año -el crecimiento de las exportaciones, el repunte de la cartera de crédito, la mayor demanda de energía y mejoras en las expectativas- sugieren que la economía dejó lo peor atrás y que estaría empezando a crecer. Sin embargo, la sorpresiva reducción de la inflación en febrero y el aumento del desempleo al 14,6% durante enero son algunos síntomas de la gran debilidad de la demanda interna y del lento arranque del año.

El año comenzó con una mejora generalizada en el nivel de confianza según las encuestas de Fedesarrollo. La Encuesta de Opinión al Consumidor mejoró por segundo mes consecutivo y muestra una mayor disposición para la compra de vivienda. Por su parte, las Encuestas de Opinión Empresarial y Comercial se ubicaron en terreno positivo y niveles previos a la crisis, lo que podría estar anticipando un repunte del consumo de los hogares, la producción industrial y el comercio al por menor. Según la Encuesta de Opinión Industrial Conjunta de la Andi, la producción industrial aumentó 5,1% durante el primer mes del año.

En cuanto a cifras reales, el crecimiento de 1,8% en la cartera de crédito durante enero y de 18,7% en los desembolsos de crédito al finalizar febrero denotan una leve recuperación de la dinámica del crédito luego de un estancamiento de la cartera en 2009. La demanda de energía, entretanto, presentó un crecimiento de 4% durante el primer bimestre del año.

Por otra parte, las exportaciones a enero crecieron 15%, mientras que un año atrás caían 11%. Esta diferencia se debe al crecimiento de 34% de las exportaciones tradicionales y a una menor caída (8,7%) de las exportaciones no tradicionales. Las tradicionales crecieron por el aumento en la producción nacional de petróleo y los mejores precios internacionales. Las no tradicionales, eliminando el efecto de Venezuela, crecerían 17%, "completando cinco meses de incremento sostenido y evidenciando que la economía colombiana se estaría desligando de la venezolana", como afirma Daniel Niño, gerente de investigaciones económicas del Grupo Bancolombia.

Sin embargo, los cambios de estas variables durante los últimos 12 meses siguen en terreno negativo y terminarán 2010 con crecimientos leves. Las exportaciones totales, por ejemplo, caen alrededor de 10%; buena parte de la demanda de energía se debe a factores climáticos, mas no a una mayor demanda de la industria; y la carteras comercial y de consumo siguen presentando crecimientos reales negativos.

Con esto, es claro que el año arranca con un crecimiento frágil y una tasa de desempleo creciente. El sector que jalona la economía, el petrolero, no es intensivo en mano de obra y podría generar una revaluación de la tasa de cambio, creándole problemas a otros sectores (enfermedad holandesa), como advierte Juan Camilo Dauder, analista de Interbolsa.

La próxima semana se reportará el crecimiento del PIB durante el último trimestre de 2009 y cómo arrancó la actividad industrial y comercial el primer mes del año. Estas cifras probablemente corroboren que la economía habría salido de la recesión pero que aún sigue muy débil. Colombia, a diferencia de otros países, no tiene mucho espacio para hacer política contracíclica, de hecho ya se anunció un recorte del gasto. Además, el Gobierno depende de la venta de Isagen para financiar un presupuesto apretado.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?