| 9/8/2013 8:00:00 AM

El otro mercado de las piedras

Las piedras preciosas son las más apetecidas en el mundo, pero hay otro mercado en el que otras piedras también son muy valoradas.

En el mercado de la gemoterapia o cristaloterapia, que es la técnica que busca equilibrar energéticamente el cuerpo, las piedras también son valoradas.

Esta alternativa en la medicina, ha venido tomando fuerza en los últimos años en el país y es un mercado que mueve millones con piedras, no tan costosas como las utilizadas en la joyería, pero que por su bajo precio y aplicación en la salud se está volviendo masivo.

Diversas gemas y cristales como cuarzos, lapislázuli y ópalo entre otras son empleadas en terapias que buscan tratar enfermedades y alteraciones del organismo humano. También se utilizan piedras preciosas como diamantes, rubíes, zafiros y esmeraldas. Sin embargo su alto valor no permite que se utilicen frecuentemente.

Según la directora dela Escuela de Salud y Bienestar FloreSCencia, Patricia Castro, el cuerpo humano está constantemente sometido a diferentes estímulos, por lo que hay desequilibrios en la energía y por eso es necesario tratar esa descompensación. Los cristales contrarrestan las ondas electromagnéticas negativas.

De acuerdo con la doctora Castro, “las gemas que se utilizan, se escogen según el paciente, pues cada persona cada vibra diferente. Esta terapia que puede resultar extraña para algunos, se emplea desde hace muchos años y se tienen datos de su utilización en el antiguo Egipto”.

Para el médico bioenergético Edwin Osorio, el poder de los cristales para modificar la energía en la naturaleza se da principalmente por el color a través de la división de luz, que va desde rojo hasta violeta. En la naturaleza las piedras reflejan el espectro de luz visible y cada color tiene un efecto. El rojo produce ondas de reflexión que activan energía, mientras que el ultra violeta tiene un efecto sedador.

En Bogotá hay varios centros de medicina bioenergética que utilizan la cristaloterapia y cobran entre $50mil y $180 mil por sesión, que dura aproximadamente una hora. Además en estos lugares venden Kits de piedras desde $45.000 y pulseras con gemas incrustadas entre $18 mil y $50 mil.

La mayoría de las piedras utilizadas con estos fines en el país son importadas de Brasil, India, China, Argentina, Chile, aunque hay algunas que son de Colombia como el cuarzo rosado, aventurina y ágata.

En principio los profesionales de la salud como médicos, enfermeros y fisioterapeutas para ejercer la gemoterapia, han tenido que capacitase en el exterior o realizar cursos cuando vienen expertos de otros países, pues en Colombia aún no hay una carrera como tal para este fin.

En el país hay posgrados en la Universidad del Rosario y la Universidad Nacional que dentro de sus programas de medicina alternativa ya tienen contenido sobre el tema.

Esta alternativa de la medicina que toma cada vez más fuerza en Colombia busca demostrar que las piedras no solo sirven para adornar, sino también para curar.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?