| 7/3/2013 12:16:00 PM

Las peores y mejores EPS del país

El Ministerio de Salud y la Defensoría del Pueblo revelaron las EPS que ofrecen el peor y el mejor servicio, con el fin de garantizarle a los colombianos la información sobre el desempeño de las entidades.

El listado de las EPS peor calificadas, del régimen contributivo, lo encabeza Golden Group y Humana Vivir, seguidas de Saludvida, Salud Total y Famisanar.

En el régimen subsidiado están Cosubsidio, Comfacundi y Saludvida, seguidas de Caprecom y Capital Salud, como las de servicios menos eficientes.

Las EPS mejor calificadas del régimen contributivo fueron Comfenalco Antioquia, Sura, Comfenalco Valle, seguidas de Sanitas y Compensar.

En el régimen subsidiado, las mejores fueron Mutual Ser, seguida de Confamiliar Cartagena, Confamiliar Sucre y Emssanar EPS.

El ministro de Salud, Alejandro Gaviria Uribe, aseguró que en convenio con la Defensoría del Pueblo, se brindará información que ayudará a los usuarios a exigir sus derechos y a tomar mejores decisiones.

“Consideramos que el trabajo entre las dos instituciones, que aprovecha las competencias de cada una de ellas, es una excelente herramienta para desarrollar los medios necesarios para que los colombianos gocen de manera efectiva del derecho a la salud”, dijo Gaviria.

Entre los puntos más importantes del convenio se destaca la divulgación masiva de los derechos y deberes que tiene los usuarios en el Sistema General de Salud. Así como dar a conocer a los usuarios los mecanismos de protección con los que cuentan para hacer respetar sus derechos.

Otro punto importante de este convenio es la elaboración y divulgación de los resultados de la Encuesta de Evaluación de los servicios de las EPS. Esta encuesta, de periodicidad anual, permitirá establecer el nivel de satisfacción que tienen los usuarios afiliados a cada una de las EPS.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?