Las medidas de la Junta

| 2/21/2003 12:00:00 AM

Las medidas de la Junta

La Junta del Banco de la República toma medidas para ponerle un techo al dólar. Pero la divisa no podrá retroceder mucho.

La Junta del Banco de la República arrancó el año utilizando todo el arsenal que tiene a su disposición para moderar el alto ritmo de devaluación anual (29%) y su impacto sobre la inflación, que alcanzó un 7,39% anual a enero y superior en 1,89% a la meta oficial para el 2003.

Si bien las medidas tenderán a reducir las expectativas de devaluación en el corto plazo, lo cierto es que la tasa de cambio no podrá retroceder mucho ante las presiones que continuarán presentándose por varios frentes, entre los cuales están el pobre desempeño exportador y el hecho de que el gobierno tiene que pagar vencimientos de deuda externa por US$2.372 millones este año.

En su sesión del 14 de febrero, la Junta Directiva del Banco de la República decidió mantener inalteradas las tasas de intervención, tras su aumento de 1% el pasado 17 de enero, y optó por dos instrumentos bajo un régimen de tasa de cambio flotante para aliviar el problema de oferta de dólares que persiste en el mercado de divisas.

Por un lado, el Emisor le trasladará al gobierno central cerca de un 43% de los $1,48 billones de utilidades en dólares y cruzará los dedos para que el gobierno decida irrigarlos pronto en el mercado interbancario de divisas.

Y, por el otro, estrenará una subasta de opciones call para desacumular reservas internacionales hasta por US$1.000 millones, es decir, el BanRepública venderá opciones de compra de dólares que provendrán de sus reservas internacionales. El mecanismo existe desde diciembre de 2001 y hasta ahora no había sido utilizado, pues su convocatoria es discrecional de la Junta del Emisor y no automática, a diferencia de las otras reglas de intervención (ver recuadro).

Según el criterio de desempeño para las reservas internacionales netas pactado en el Acuerdo con el FMI, su nivel no puede estar por debajo de US$10.360 millones al 31 de marzo de 2003. Por tanto, teniendo en cuenta que el saldo de las reservas netas a 12 de febrero llegó a US$10.912,86 millones, existe el espacio para que el Emisor venda hasta US$600 millones en los próximos días sin comprometer sus metas con el Fondo.

El primer tramo de la subasta de estas opciones por US$200 millones se abrirá el 27 de febrero y estará vigente durante el mes de marzo. La condición para realizarla consiste en que la tasa representativa del mercado (TRM) se sitúe por encima de su promedio móvil de los últimos 20 días hábiles, lo cual se ha venido cumpliendo desde hace varias semanas (ver gráfica).



Impacto

Las medidas del Emisor tenderán a reducir en el corto plazo las expectativas de devaluación de algunos agentes, pero la realidad es que la tasa de cambio no podrá retroceder mucho.

Los montos que entrarán al mercado de divisas, que hoy transa en promedio cerca de unos US$310 millones diarios, son insuficientes para reducir sensiblemente el ritmo de devaluación. Hay también una serie de eventos que atizan la hoguera de la devaluación, la mayoría de los cuales aparecieron a mediados del año pasado cuando se agudizaron las expectativas de una mayor devaluación. En su momento, fueron la crisis de confianza en Brasil, la contracción venezolana y las preocupaciones sobre la situación de las finanzas públicas nacionales.

Hoy son evidentes varias presiones a la devaluación de la tasa de cambio que muy probablemente persistirán en las próximas semanas. Entre las principales se encuentran el pobre desempeño exportador, debido a la persistencia del problema de Venezuela más allá de lo que se vislumbraba hace unos meses, y la lenta recuperación de la demanda de Estados Unidos. Además, la amenaza de una guerra con Iraq ha debilitado el dólar frente a las principales monedas.

El comportamiento reciente del mercado interbancario de divisas refleja también una baja monetización de los recursos en dólares que tiene hoy el gobierno, que se componen de las colocaciones de bonos de deuda soberana por US$1.000 millones y US$909 millones en créditos externos por parte de las entidades multilaterales para financiar el déficit fiscal. Ante la necesidad de pagar amortizaciones de deuda externa por US$2.372 millones, la mayor parte de estas nuevas deudas se está quedando por fuera para atender estas obligaciones.

A futuro, los mercados estarán muy atentos a los desarrollos en el frente del orden público. Así mismo, el rumbo que tome la iniciativa del referendo será muy importante, pues de su aprobación dependen varias medidas diseñadas para completar el ajuste fiscal por un 1,7% del PIB en 2003.

Otro impacto para tener en cuenta es que las opciones call tendrán un efecto contraccionista inmediato sobre la base monetaria, a diferencia de un incremento de las tasas, el cual afecta el multiplicador monetario y tiene un efecto un poco más moderado. Pero se estima que su influencia será leve en la medida en que todavía hay amplia liquidez en la economía y no se evidencian presiones por el lado de la demanda.



Los afectados

El propio gobierno es uno de los grandes afectados por la elevada devaluación, pues tiene que enfrentar un incremento de los pagos por concepto de intereses de deuda externa así como de su saldo. A su vez, las empresas productoras de bienes no transables también la han visto negra desde mediados del año pasado, cuando se aceleró la devaluación. Según el más reciente reporte de Estabilidad Financiera del BanRepública, este sector ha sufrido un importante deterioro de sus indicadores financieros por la elevada devaluación. Por su parte, los exportadores han sido los ganadores en este contexto, al contar con una tasa de cambio real muy competitiva, cuyo índice se ubica en diciembre en 131,69.

La Junta del Emisor agotó los instrumentos de los que dispone en un régimen de tasa de cambio flotante para atajar la devaluación. En su próxima sesión, tendrá que evaluar si vuelve a incrementar las tasas de interés de intervención, una vez se conozca si la inflación en febrero continuó al alza. Hoy cuenta con un margen amplio para subirlas, debido a que se encuentran en niveles reales históricamente bajos.

Publicidad

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.