| 3/6/2017 12:38:00 PM

Farc niega que recibió dinero de Odebrecht

Dos de los voceros de las Farc negaron públicamente que alguno de sus bloques hubiera pedido dinero a la brasileña Odebrecht para dejarlos llevar a cabo sus obras, tal como se había revelado el sábado en Brasil.

Pastor Álape y Jesús Santrich, miembros del secretariado de las Farc y voceros de la organización, negaron tener conocimiento sobre el pago de entre US$50.000 y US$100.000 provenientes de Odebrecht desde 1990 para que sus bloques le permitiera a la constructora llevar a cabo sus obras en el país.

Álape señaló durante una rueda de prensa sobre las zonas veredales de concentración que las Farc se financiaban “con una normatividad paralela que creamos en el pasado y les cobrábamos impuestos a toda clase de economías”.

Sin embargo, los voceros de la organización advirtieron que el proceso de paz no los convierte en “delatores” y por lo tanto agregó Santrich que no harán “ninguna afirmación a favor o en contra de Odebrecht. Claro que hemos recogido recursos de muchas áreas, de muchas zonas, de muchas empresas. Nuestra financiación no ha salido de la nada”.

Puede leer: Así está afectando Odebrecht al mercado bursátil

Por su parte la brasilera Odebrecht no dudó en señalar mediante un comunicado que las publicaciones de la revista Veja de Brasil solo son “especulaciones” y negó los pagos que su ex presidente, Marcelo Odebrecht, habría confesado.

La versión de la Veja

La constructora brasileña Odebrecht admitió haber pagado dinero a las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (Farc) en la década de los noventa para poder ejecutar "sin problemas" sus obras de infraestructura en territorio colombiano, según reveló hoy la revista Veja.

La más reciente edición del semanario, que citó supuestas declaraciones de ejecutivos y exdirectivos de Odebrecht ante la Procuraduría General de la República de Brasil, señaló que la constructora entregó dinero al entonces grupo guerrillero a cambio del "permiso" para desarrollar sus proyectos en Colombia.

Los pagos, de acuerdo con la revista, oscilaban entre US$50.000 y US$100.000 por mes y aunque no se trata de sobornos, como los que Odebrecht admitió haber pagado en el caso de corrupción en la petrolera estatal brasileña Petrobras, el dinero entregado a las Farc "no es una actividad limpia".

Odebrecht realizó un acuerdo con la Justicia de Brasil, Estados Unidos y Suiza, en las que el grupo reconoció haber pagado US$439 millones en sobornos, de los cuales US$11,2 millones se habrían entregado en Colombia, pero la cifra solo tiene en cuenta el lapso entre 2009 y 2014 y puede aumentar si ese período se amplía.

Odebrecht en Colombia

Por el caso Odebrecht en Colombia, la Fiscalía capturó al exsenador Otto Bula y el exviceministro de transporte Gabriel García Morales, quienes en total recibieron US$11,1 millones de parte de la firma brasilera para obtener el contrato de la Ruta del Sol Sector II.

Ambos capturados fueron condenados a prisión en la cárcel La Picota de Bogotá, pues se comprobó que ambos manipularon la licitación que llevó a cabo en ese momento el Instituto Nacional de Concesiones (Inco) y las adiciones al contrato que otorgó la Agencia Nacional de Infraestructura (ANI).

Además, el exdirector de la ANI, Alvaro Mantilla, y el expresidente de la firma OHL Colombia, Miguel Ricaurte Lombana, rindieron declaración ante la Fiscalía por el mismo caso y se espera que las exministras Gina Parody y Cecilia Álvarez-Correa se presenten en las mismas condiciones ante el ente investigador.

La exministras Gina Parody y Cecilia Álvarez-Correa también fueron citadas por la Fiscalía General, entidad que viajó a Brasil para obtener pruebas y declaraciones de primera mano sobre el caso que involucra a otros once países en  América Latina.

Recomendado: ANI y Ruta del Sol 2 logran acuerdo para terminar el contrato

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

TEMAS RELACIONADOS

EDICIÓN 524

PORTADA

Así es el mercado de los bufetes de abogados en Colombia

En un año que no resulta fácil para la economía, la actividad de las firmas legales está más dinámica que nunca. Los bufetes de abogados se juegan el todo por el todo.