| 9/23/2010 9:40:00 AM

"Las Farc se están desmoronando por dentro": Mindefensa

En rueda de prensa el ministro de defensa, Rodrigo Rivera, entregó el informe de resultados de la operación militar ‘Sodoma’ al presidente Juan Manuel Santos.

Según explicó el Ministro, la operación de la Serranía de la Macarena comenzó el lunes en la noche. El Presidente Santos dio la orden de desplegar el operativo militar que inició el miércoles en horas de la madrugada.

El mismo miércoles sostuvieron nueve combates y apenas en la madrugada de hoy jueves pudieron entrar al área bombardeada para verificar la muerte de Jojoy y su grupo de defensa, dijo el ministro Rivera. Señaló que aún ahora se sostienen combates en el área.

La muerte del Mono Jojoy, fue calificada por el ministro Rivera como “el golpe más fuerte en la historia de Colombia contra la organización narcoterrorista de las Farc, que acabó con la madriguera del Mono Jojoy y con el corazón de la organización narcoterrorista”.

En las filas de la Policía, la Armada Nacional y la Fuerza Aérea, que trabajaron en conjunto en la operación, hubo solamente cinco heridos, dijo el funcionario.

El campamento de 300 metros tenía un bunker de concreto, el cual contaba con túneles dispuestos para el escape de los guerrilleros. El ministro lo calificó como “La madre de todos los campamentos de las Farc”

Indicó que la operación que calificó de impecable, tuvo un componente importante de información desde dentro de la organización. “Las Farc se están desmoronando por dentro”, dijo.

El mensaje a Cano
“Entréguese. Le garantizamos su vida y un trato justo”, fue el mensaje de Rodrigo Rivera a Alfonso Cano, cabeza de las Farc. “Entréguense, desmovilícense”, añadió dirigiéndose a las Farc y al ELN.

Señaló que los colombianos tienen odio y resentimiento hacia lso grupos guerrilleros. “Nos han robado casi cincuenta años de nuestra vida como nación”, afirmó. Dijo que la guerra que emprendían los guerrilleros no tiene sentido y que el gobierno y las fuerzas militares están empeñados en conquistar la paz, por la razón o por la fuerza.

 

La bienvenida a las Farc

El presidente Santos dijo que esta noticia es histórica para el país. “Esta es una operación que se viene planeando hace mucho tiempo. Esa operación fue ultimada, fue acabada de planear en Larandia en el fin de semana pasado y antes de tomar el avión para venir a Nueva York, me reuní con el Ministro de Defensa, Rodrigo Rivera, con los comandantes, con el Director Nacional de la Policía, general Óscar Naranjo, y autoricé esta operación en la noche del lunes y en la madrugada del día de ayer”.


En la operación participaron más de 30 aviones, cercada de 27 helicópteros, y durante el día de ayer hubo el intento de desembarcar donde se hizo la operación, más o menos a 26 kilómetros al sureste de La Julia, en la región de La Macarena.


“Esta es la Operación Bienvenida a las Farc, que la habíamos anunciado. Esos intentos de ataques terroristas que este grupo había hecho en estos últimos días. Dijimos que teníamos la Operación Bienvenida y esta es la Operación Bienvenida a las Farc”, indicó el primer mandatario.

 

“Al resto de las Farc, decirles que vamos por ellos, que aquí no vamos a bajar la guardia. Y no podemos ser triunfalistas porque falta todavía mucho camino por recorrer. Pero este es el golpe más contundente que se le ha dado a las Farc en toda su historia, inclusive yo diría que más importante que el de ‘Raúl Reyes’. Porque este es el símbolo del terror, el símbolo del terror que tanto daño le ha hecho a nuestro país. El 'Mono Jojoy’ simbolizaba eso. Simbolizaba el terror, simbolizaba la violencia, y por eso creo que es el golpe más contundente que se le ha dado a las Farc en toda su historia", dijo el presidente Santos. 

 

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?