| 9/7/2016 3:40:00 PM

¿Podrá el sector agropecuario transformarse para recibir la tecnología?

En el décimo Congreso Agrofuturo en Medellín, se discutió el reto que trae la revolución del sector en términos de tecnología y cómo se aplicará en Colombia durante los próximos años, ¿lograremos cumplir el objetivo?

Según el director general de Agrofuturo, Ricardo Jaramillo, lo fácil de la tecnología "es que se compra con plata" lo difícil es la cultura colombiana que no permite migrar hacia procesos más avanzados.

Colombia es un país con recursos muy vastos que busca posicionarse en el mercado mundial y la apuesta por el sector agropecuario ha crecido exponencialmente.

Empresas con capital privado y público, al igual que emprendedores están invirtiendo en la mejora del sector en Colombia, ya que a partir de información de Unicef para los próximos 30 años, será uno de los 8 países que guardará el abastecimiento mundial de alimentos.

Actualmente el mayor problema que tiene el sector es la falta de dinero y la poca accesibilidad de los pequeños productores a información que los ayude a mejorar sus procesos de producción.

El ganador del premio emprendedores Agrofuturo, Alejandro Pustowka recomendó que los pequeños empresarios "se agremien" con el fin de tener una mayor accesibilidad a la los recursos privados y del Estado.

De esta manera, la adquisición de tecnología será más fácil, más barata y será una relación de "gana-gana" para el productor y para el empresario que quiere vender su tecnología, explicó Pustowka.

Lea también: El agro en Colombia: una mina de oro

Ejemplos a seguir por Colombia

El invitado especial del Congreso Agrofuturo fue el país de Israel. Dadas sus condiciones adversas de geografía, clima, su experticia y avanzada tecnología en el sector, Colombia tiene mucho que aprender sobre sus esfuerzos.

Jaramillo puntualizó que Israel “mostrará como ingresar a la nueva revolución tecnológica“ y tienen una temática muy actual y muy innovadora de la que Colombia “puede sacar provecho“.

En una entrevista concedida a Dinero, el embajador de Israel, Marco Sermoneta explicó el rol agropecuario de Israel en el país teniendo en cuenta que faltan 3 debates para que se apruebe el TLC en el Congreso.

Sermoneta puntualizó que Israel es un país que no tiene muchos recursos pero sí un gran territorio por abastecer y añadió que, lo que hacen, lo hacen “para beneficio de toda la humanidad“.

De esta manera, buscan que Colombia pueda aprender un mejor manejo de los insumos de agricultura para que sean más eficientes ya que vivimos en un mundo donde “los recursos son de todos“ y la “escasez se comparte“.

Además, Israel busca capacitar a colombianos en todos los procesos de producción. En 2015, 84 personas fueron a hacer cursos y ganaron becas para traer de vuelta conocimiento para aplicar en las tierras colombianas.

Lea también: El agro y el comercio tienen las mayores tasas de trabajo infantil en Colombia

Nuevas ideas para sectores tradicionales

La presencia de los emprendedores también demostró todo lo que tiene Colombia para ofrecer en términos de tecnología para el sector.

La mayoría de proyectos van orientados hacia la sostenibilidad en el campo, es decir un mejor manejo de recursos con el fin de ahorrar tiempo, dinero y ayudar al medio ambiente.

Por ejemplo, el proyecto ganador llamado “Lynks“ y manejado por Alejandro Pustowka permite monitorear en tiempo real múltiples variables del agro como fuentes hídricas, variables meteorológicas y eficiencia de activos como motores y motobombas a través de sensores y una plataforma digital que ofrecen.

Otros proyectos se enfocaban en la nutrición del agro y buscaban la manera de desarrollar productos aplicando biotecnología e innovación. Este es el caso de “Bialtec“ que especializa su ingeniería para crear comida con más nutrientes para los animales que mejore el sistema inmune y las condiciones corporales, esto a precios muy bajos por ser productos reutilizados.

También varios emprendedores encontraron que uno de los problemas de los pequeños y medianos productores era la falta de acompañamiento a largo plazo y el asesoramiento de profesionales en el campo. Así, crearon una consultoría especializada en el sector rural con el fin de poder distribuir nuevas tecnologías a través de las zonas más olvidadas.

Lea también: Dos brillantes trabajos de grado que impactarían positivamente al agro y la salud

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?