Revista Dinero

En el 2012, la mayoría de las muertes ocurrieron en zonas urbanas con el 64.1%. El 44% de los fallecidos viajaron en moto.

| 2/17/2013 8:00:00 AM

La seguridad vial pide a gritos una gran inversión

El Fondo de Prevención Vial estima que la accidentalidad le cuesta al país un punto del PIB.

Las cifras de accidentalidad en las vías del país no mejoran. Según reveló el Fondo de Prevención Vial (FPV), en el 2012 hubo 5.693 muertes en siniestros de tránsito, lo que significó un incremento de 165 casos con respecto a 2011, es decir un 3% más.



No sólo no basta la cantidad de muertes registradas al año, sino que además pareciera que los costos que le significan al país, un punto del PIB según el estimado del FPV, no fueran alarmantes como para no hacer una real inversión en seguridad vial. 

Para la directora del Fondo, Alexandra Rojas, “los costos de accidentalidad son costos grandes y eso muestra que la seguridad vial sí es una buena inversión”. Por eso, también considera que cuando se invierte en una obra de infraestructura o de reparación, también debería haber una conciencia que hay que hacerlo a la par de un plan de seguridad vial, que requiere de recursos. 

Rojas cree que si las alcaldías y gobernaciones fueran más concientes de lo que significa invertir en seguridad vial, a la par de los grandes proyectos de infraestructura, los costos económicos y de vidas humanas, que deja la accidentalidad, se podrían evitar 

“Invitamos a que consideremos la seguridad vial en su integralidad. Si no tomamos mejores decisión en infraestructura, transporte público organizado, si no coordinamos intersectorialmente, no vamos a tener una mejor seguridad vial”, señala la Directora del FPV. 

El año pasado, el Ministerio de Transporte radicó en el Congreso de la República un proyecto de ley que busca la creación de la Agencia Nacional de Seguridad Vial, con el propósito de reducir las cifras de mortalidad en accidentes de tránsito en el país. Se espera que este año sea aprobado. 

Alarmantes cifras

En el 2012, la mayoría de las muertes ocurrieron en zonas urbanas con el 64.1%. El 44% de los fallecidos viajaron en moto y el 35% de los peatones muertos fueron atropellados por ese vehículo. 

En el 28% de los municipios se incrementaron las fatalidades. En 27% no hubo muertes y en el 26% disminuyeron las cifras por incidentes de tránsito.

Los días en que más muertes se registraron fueron en las celebraciones de Año Nuevo, Día de la Madre y Día del Padre. Una de cada cuatro víctimas murió un domingo.

“Nos duelen estas tragedias humanas porque sabemos que cada muerte en choques de tránsito es prevenible, si se hace un trabajo integral que contemple todas las causas de esta problemática”, dijo Alexandra Rojas.

Para destacar

En Bogotá, Medellín, Ibagué, Neiva, Palmira, Santa Marta, Popayán, Barrancabermeja, Montería y Bello hubo una reducción en las cifras preliminares de mortalidad en accidentes de tránsito.

Además, hubo una disminución considerable en cuanto a las muertes de personas que se 
desplazaban en bicicleta con 14.6% menos casos; es decir 49 muertos menos que el año anterior y una reducción de los fallecidos entre los usuarios del transporte de pasajeros, donde la mortalidad se redujo más del 33% 

Se destaca también el notable bajón de la mortalidad por siniestros de tránsito los días sábados, cuando hubo 12% menos de casos. Este resultado está asociado a que las autoridades han extremado los controles en viernes y sábados.
¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×