| 11/5/2014 2:15:00 PM

Planteamiento de Reforma Tributaria es pésimo, Juan Pablo Córdoba

De acuerdo con el presidente de la Bolsa de Valores de Colombia, Juan Pablo Córdoba, el impuesto a la riqueza es una pésima idea que desestimulará la inversión en Colombia a largo plazo.

Después de que el senador del partido Alianza Verde, Antonio Navarro Wolff planteará la posibilidad de grabar los dividendos de las empresas en Colombia, en el marco del primer debate de la Reforma Tributaria con el que el Gobierno busca conseguir los $12 billones faltantes del Presupuesto General de la Nación (PGN), diversas reacciones de rechazo a la propuesta se dieron desde distintos sectores productivos del país.

La más fuerte hasta el momento provino del presidente de la Bolsa de Valores de Colombia, Juan Pablo Córdoba, quien criticó el planteamiento del documento que se empieza a discutir en el Congreso de la República, afirmando que el texto presentado por el Gobierno, es una pésima idea por varios factores.

Según el presidente de la BVC, en cuanto a la propuesta del congresista que tomó fuerza en el debate, cuando el nivel de tributación es razonable, la combinación de cómo se cobre el impuesto a las empresas y al dividendo, no afectará mucho los libros. Pero, si el nivel de pagos sobre las ganancias es muy elevado y adicionalmente a eso, se le suma un impuesto a los dividendos, terminará perjudicando no solo a las empresas en Bolsa (100), sino a todas las del país.

“Estamos hablando de todo el sector empresarial colombiano que estaría siendo gravado por encima de los impuestos existentes como Renta, Impuesto al Patrimonio, Cree y por encima de esa tributación, se estarían grabando esos dividendos”, explicó el directivo.

“Esto no es física nuclear, pues la fórmula esta inventada”


Para el presidente de la Bolsa de Valores, el Gobierno tiene que dejar de ser tan creativo con la creación de impuestos y la generación de variables que lo único que hacen es confundir a todos los sectores involucrados.

“Esto no es física nuclear, pues la fórmula esta inventada. Un impuesto a la renta que necesite el país ya sea del 35% o el 45%, o del valor que sea, pongámoslo, pero el Gobierno debe dejar de lado la creatividad tributaria con proliferación de impuestos con diferentes sujetos pasivos y cálculos que eliminan la transparencia del sistema tributario”, destacó.

Vale la pena señalar que según el directivo, el debate tributario no se está haciendo de manera adecuada, pues se está pasando por alto el análisis del nivel de tributación sobre las ganancias que se debe tener y de paso, cuál modelo es compatible con Colombia para ser un país competitivo, cobrando de la manera más eficientemente posible un impuesto de renta definido y homogéneo.

Y es que según Córdoba, la posibilidad de un impuesto a los dividendos tiene sentido cuando el impuesto a las empresas está por debajo del 33%, que es el nivel de tributación a las ganancias universalmente aceptado, pues si usted tiene un imporrenta a las empresas del 25%, podría cobrar impuesto a los dividendos de 5% u 8%, porque la suma de los dos le daría el 33%. Pero cuando se tiene un imporrenta de 25%, más el Cree 12%, ya se visualizan niveles del 37% y sumando un impuesto a los dividendos se saca a Colombia de toda senda de competitividad internacional.

La muestra de una pésima política tributaria

Para Córdoba el impuesto a la riqueza generará desincentivos enormes para la inversión a largo plazo en el país y adicionalmente evidenciará la falta de neutralidad del sistema tributario a lo largo de todos los sectores de la economía.

“Hay sectores que requieren mucho capital y terminan pagando muchos más impuestos sobre sus ganancias, que sectores que necesitan menos capital para su operación; un caso claro de ellos es el de los importadores que no deben tener capital en Colombia para distribuir sus productos, los cuales terminarán pagando menos impuestos, frente a empresas nacionales que crean fábricas, empleos y generan dinámica económica”, explicó.

El presidente de la BVC destacó que con la consideración de aplicar este impuesto en Colombia, ya se está haciendo una pésima política tributaria, por lo que un impuesto al patrimonio o llámese como sea, debe rechazarse desde todos los puntos de vista en pro de la conveniencia para la dinámica empresarial nacional.

“No se nos ha escuchado”

Según el directivo, todos los sectores productivos organizados han establecido los puentes necesarios con el Gobierno para hacer propuestas. Pese a lo anterior, el llamado de atención que se ha hecho desde el mercado de valores colombiano para replantear la norma, no se ha escuchado, pero se continuará exigiendo que se haga el debate público en búsqueda de que se aplique el modelo tributario horizontal, sea cual sea la actividad económica involucrada.

-Es importante señalar que con la propuesta del senador Navarro Wolff y la implementación de su fórmula, se podría reducir a la mitad la tarifa del impuesto a la riqueza, que pasaría del 1.5% al 0.75%, y se recaudarían cerca de $3 billones.

Las declaraciones del presidente de la Bolsa de Valores de Colombia se dieron en el marco del lanzamiento del “Informe Nacional de Competitividad 2014-2015 en el Club El Nogal.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?