| 10/10/2013 5:40:00 AM

Futuro de la salud a “pupitrazo”

La historia del fracaso de la Reforma a la Justicia podría repetirse con la Reforma a la Salud.

El país se está acostumbrando a que proyectos tan importantes como la Reforma a la Salud vayan corriéndose en la agenda de tal manera que sean discutidos en las sesiones finales, ni siquiera en las últimas semanas, cuando bajo presión se evita la deliberación y se termina tramitando el proyecto sin un debate profundo.

Así  ha sido durante los últimos periodos legislativos, pero esta vez con un agravante, para la representante a la Cámara, Ángela Robledo, “la Unidad Nacional está con fracturas, dificultades, basadas en la baja popularidad que tiene el Presidente, quien ya no tiene las mismas condiciones de maniobrabilidad”.
    
“A mí me preocupa no solo lo que vaya a pasar en Senado, sino que nosotros no vamos a alcanzar a hacer el debate y la deliberación de la Reforma en la Cámara de Representantes”, dice Robledo.

Para la congresista se está corriendo el riesgo de que no se alcance a discutir en esta legislatura. “Eso es evidente en la manera en que se han tramitado los impedimentos y la conformación de las comisiones séptimas, en especial, la cantidad de congresistas que tienen claros intereses con las EPS o las IPS”.

Al final, se trata de una reforma que, a pesar de que fue presentada con mensaje de urgencia y radicada con prioridad antes que la reforma pensional,  no ha avanzado a buen ritmo en el Congreso.

Entre otras cosas porque el legislativo asegura que falta compromiso del ejecutivo. El presidente del Senado, Juan Fernando Cristo señaló que hace unas semanas no se trataba de una prioridad para el gobierno, mientras que para el ministro Alejandro Gaviria la falta de voluntad viene desde  el Senado.

Luego se trató de la decisión del Consejo de Estado de anular las primas de salud y localización que afectaron los ingresos a los congresistas en cerca de $8 millones, lo que generó una especie de plan tortuga de parte de los legisladores, quienes no asistían a las sesiones en el Congreso, truncando más el proceso.

Pero el tema quedó solucionado este martes luego de que el presidente Juan Manuel Santos firmó el decreto que restauró el nivel de ingresos de los miembros del Congreso y, tan solo un día después de ello, hizo presencia haciendo un llamado para que agilicen la aprobación del proyecto de la ley de Reforma a la Salud, subrayando que todos los colombianos lo están esperando para que mejore la calidad del servicio.

Al término de una reunión con los ponentes del proyecto a la salud en la Casa de Nariño, el Mandatario resaltó el consenso logrado sobre temas importantes de la iniciativa que van a tener un efecto real en la mejora del sistema.

Sin embargo, para los congresistas falta debate sobre el proyecto y el periodo legislativo se acaba en poco más de un mes, lo que insinúa que el futuro de la salud quedará para el 2014 o será aprobado por “pupitrazo”.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?