| 7/1/2016 9:34:00 AM

La lucha contra el derroche será clave para el desarrollo

En el congreso de Andesco se hizo un especial énfasis a la participación del sector privado en las metas que tienen que ver con desarrollo sostenible para el 2030.

Después de este congreso, quedó claro que los objetivos de desarrollo sostenible son fundamentales para el país y son la principal apuesta desde un punto de vista de política pública. Otra apuesta importante es la que el sector privado le hará al desarrollo sostenible en Colombia, ya que son inversiones prometedoras a mediano y largo plazo. 50% de estas metas tienen que ver con los servicios públicos, agua, energía, gas entre otras.

Lea también: ¿Tiene el sector privado responsabilidad en la agenda global de desarrollo?

Simón Gaviria, Director general del Departamento Nacional de Planeación (DNP), aseguró que “uno de los enfoques más importantes del desarrollo sostenible es la lucha contra el derroche, en agua, en energía y en los patrones de consumo”. Es decir que la sostenibilidad está haciendo que se cambien patrones de políticas públicas como el subsidio de agua desperdiciada, energía desperdiciada o la comida desperdiciada que hoy en día es del 34% de lo que se produce en el país.

Por otro lado, los retos del DNP hasta el 2030 tienen que ver con la inversión en diferentes frentes, aseo, alcantarillado, TICs, entre otros, acá el sector público regula para que se permita la entrada del sector privado.

El ejemplo más claro es la energía y el agua. Las pérdidas de energía en Colombia son del 16,8%, la región que más pérdidas tiene son Los Llanos del 27% seguida por el Caribe con 26%. Asimismo, el desperdicio de agua también ha sido problemático en el país, las pérdidas hoy en día según el director del DNP son del 43%, por ejemplo en la región Caribe se está desperdiciando 62% del agua y en la región de La Guajira esta cifra sube al 82%, la más grande del país, comercial y técnicamente.

Foto: Presentación del DNP en el Congreso Andesco.

Estas pérdidas suceden en el proceso de distribución, si bien es cierto que el Estado puede mejorar en la prestación del servicio, si se presenta como una inversión a largo plazo al sector privado, se podría hacer una combinación de los dos esfuerzos para lograr una prestación de buena calidad y continuidad.

Lea también: Juan Manuel Santos cambia al Superintendente de Servicios Públicos

Se aproxima que para cumplir estas metas se va a necesitar un presupuesto de $36,9 billones en un plazo de 15 años, con el fin de lograr una cobertura universal en todos los sentidos. Para esto se necesitará una estructuración de proyectos en donde se defina la participación del sector público y privado. En aras a esto se está pensando en radicar un proyecto de ley junto con el Ministerio de Hacienda en julio 20 de este mismo año.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?