| 9/13/2010 5:20:00 AM

La Ley Antitabaco, ¿si funciona?

La implementación de la Ley Antitabaco tiene tantos adeptos como detractores, mientras unos defienden los puntos y propuestas para disminuir el consumo de tabaco en Colombia, otros aseguran que el cumplimiento y vigilancia de la ley no será exitoso.

El gran interrogante sobre la Ley Antitabaco que está vigente desde julio de 2009, es si realmente se puede establecer un sistema de vigilancia y control que haga efectivo el cumplimiento de algunos puntos específicos de la norma, como el de prohibir la venta de cigarrillos por unidades y no por paquetes. Pero más importante es sí la Ley realmente inducirá una disminución en el consumo de tabaco. Las dos respuestas parecen ser negativas.

La ley antitabaco fue sancionada en julio de 2009, en ella se prohibía explícitamente vender productos a base de tabaco a menores de edad, usar maquinas dispensadoras de ese producto, vender cigarrillos por paquetes con menos de 10 unidades, fabricar y comercialización dulces con forma de cigarrillos, patrocinar actividades deportivas por empresas productoras de tabaco y hacer publicidad en medios masivos de comunicación. Además obligó a usar letreros y fotos alusivas a los daños que ocasiona el consumo de cigarrillo, en los empaques, y a establecer zonas en las que no se puede fumar.

Algunos puntos como la prohibición de patrocinio de competencias deportivas y el uso de advertencias en las presentaciones de cigarrillo fueron establecidas para ser cumplidas de inmediato. Otros puntos como los espacios públicos libres de humo tuvieron un tiempo de implementación. Y finalmente, artículos como la prohibición de la venta individual, entrarán en vigencia el 21 de julio de 2011.

La sanción establecida para quien fume en un lugar prohibido es de un día de capacitación sobre los efectos nocivos del cigarrillo. Para quién no tenga las especificaciones requeridas en los empaques y las etiquetas, de 250 hasta 300 salarios mínimos legales mensuales vigentes (hasta $150 millones) y si reinciden, la multa será de hasta 400 mínimos ($200 millones). Para los comerciantes de vendan paquetes sin las especificaciones requeridas en la Ley entre $1 millón y $1 millón y medio. Y para quienes le vendan a menores de edad, el mismo monto.

¿Funcionará?

Las ventas de cigarrillos por unidades significan un ingreso importante para las personas dedicadas al comercio informal. En el sector del Chicó, en Bogotá, se han reportado algunos casos en los que una persona vende $504.000 mensuales en cigarrillos ‘sueltos’. Ahora la preocupación está en saber quién va a regular que eso no suceda cuando entre en vigencia la norma.

Muchos consideran imposible que se cumpla de este punto de la Ley. “La Policía tendría que designar uniformados en las esquinas de las ciudades para vigilar estas ventas”, dicen.

Sin embargo, la senadora Dilian Francisca Toro, la ponente de la Ley, le dijo a Dinero.com que confía en que los entes de vigilancia harán cumplir a cabalidad la prohibición. Por ahora la norma no dice quién se encargara de vigilar su cumplimiento, pero se presume que será un cuerpo de la Policía Nacional el encargado de esta tarea.

Las tabacaleras, ¿venderán más o menos?

Obligar a las personas a comprar paquetes de más de 10 unidades podría generar más venta para las compañías tabacaleras, aunque la Senadora Toro enfatiza que la ley se creó precisamente para reducir el consumo de tabaco, imponiendo barreras económicas que impidan el acceso al cigarrillo, particularmente de los jóvenes.

Por su parte, Coltabaco asegura que esta parte de la Ley no afectará sus ventas. Las políticas de su casa matriz Phillip Morris, ya impiden la venta de cigarrillos de forma individual y a menores de edad. Sin embargo, aseguran que la prohibición de la publicidad que también establece la norma, si bien debe estar regulada no debe ser erradicada del todo. Piden que se les permita llegar a nichos específicos de fumadores adultos.

“Coltabaco siempre apoyó la expedición de una ley que regulara el mercado del cigarrillo, pues consideramos que esta industria se debe desarrollar en un mercado con reglas claras y con las restricciones necesarias para prohibir el acceso a menores de edad a este producto y que respete a los no fumadores”, aseguró Humberto Mora, director de Asuntos Corporativos de la empresa.

Pero, ¿cuál puede ser el efecto sobre el consumo? En Francia la implementación de una ley similar en 2008, realmente no redujo el consumo de cigarrillos ni el costo de las enfermedades que se le asocian. Aunque hubo una disminución de los infartos, no fue un número que los médicos consideraran significativo. Para 2003 se presentaban 11.200 por mes, en 2009 eran 10.000. Esto se debe, según los expertos, a que estas medidas no generan una disminución en el consumo.

Sin que sea posible identificar qué tanto se le puede atribuir a la Ley, las ventas de Coltabaco y Protabaco, las dueñas del mercado tabacalero en el país, bajaron sus ventas en 2009 en 1,4% y 2,8% respectivamente. La discusión sigue abierta.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?