| 8/19/2014 7:00:00 PM

Pekerman, hombre prudente que ha hecho grande a la selección

Mientras en Colombia la expectativa y la ilusión era grande por seguir contando con el hombre que ha escrito la mejor página en la historia de los mundiales para el país, Pekerman, de 64 años, siempre prudente y tranquilo, decidió tomarse un tiempo para resolver asuntos personales en Argentina para finalmente renovar su contrato.

A José Pekerman, que decidió seguir al frente de la selección colombiana de fútbol, a la que llevó en el Mundial de Brasil a cuartos de final, no le gusta improvisar y se toma su tiempo para decidir, como lo hizo antes de dar el sí a la continuidad en el equipo.

Circularon versiones que lo situaban al frente de Argentina o de otras selecciones o clubes, ante las cuales el técnico guardó el silencio que lo caracteriza y que no ha roto ni siquiera hoy después del anuncio de la Federación Colombiana de Fútbol. Colombia ha retribuido con demostraciones de cariño y de agradecimiento a las alegrías que le ha brindado el técnico argentino cuya historia deportiva y personal tiene hondas raíces en el país.

Pekerman jugó con el Independiente Medellín entre 1975 y 1978, año en el que una lesión en una de sus rodillas terminó con su carrera como jugador a los 28 años. Sin embargo, los años en Colombia le dejaron un cordón umbilical con este país pues Vanessa, su hija mayor, nació en Medellín. La joven fue una de las primeras en expresar hoy su felicidad porque su padre decidió seguir al frente del seleccionado nacional, como lo manifestó en su cuenta de Twitter: "ahora sí feliz por Colombia y por mi papá", dijo.

Después de terminar su carrera como jugador y de lidiar con problemas económicos que lo llevaron incluso a trabajar como taxista en su país, Pekerman volvió a conectarse con el fútbol pero como entrenador, trabajo en el que se volvió especialista en selecciones juveniles. En esa nueva etapa de su vida profesional fue campeón en tres mundiales de la categoría sub'20: en Catar 1995, Malasia 1997 y Argentina 2001. Su disciplina y paciencia para manejar grupos lo llevaron a ser llamado para dirigir la selección absoluta de Argentina en el Mundial de Alemania 2006 en el que clasificó a los cuartos de final, posición que según él no era suficiente y decidió renunciar.

Pasó luego por el fútbol mexicano en el que dirigió al Deportivo Toluca y a los Tigres UANL, clubes en los que perfeccionó el trabajo hecho previamente con Chacarita Juniors y Argentino Juniors de su país, así como con el Colo Colo chileno. Tras dos años sabáticos en los que hizo oídos sordos a ofertas para dirigir las selecciones de Estados Unidos, Australia, Japón y Chile, y de clubes como Boca Juniors, Sporting Lisboa (Portugal) o Burdeos (Francia), el entrenador argentino recaló finalmente en Colombia en 2012. "Yo nunca hubiera creído que José iba a terminar siendo técnico, porque era un hombre que no hablaba mucho, era tan callado que nadie se hubiera imaginado esto", señaló hoy Carlos Gaviria, uno de los tantos amigos que dejó en Medellín en su época de jugador.

Su principal objetivo en Colombia fue volver a clasificar a la selección para un mundial después de 16 años de ausencia y lo logró con creces, como segundo de la eliminatoria suramericana, después de Argentina. En su primer proceso con Colombia, Pekerman dirigió 28 partidos de los cuales ganó 18, empató seis y perdió tan solo cuatro. Luego vino el Mundial de Brasil, donde Colombia no sólo entró como cabeza de grupo y llegó por primera vez a cuartos, sino que convirtió al equipo en una de las gratas sorpresas del torneo con figuras como el goleador James Rodríguez, entre otros.

En la nueva etapa, con un contrato de cuatro años, hasta el 2018, Pekerman tendrá como grandes objetivos preparar al equipo para la Copa América de Chile 2015 y las eliminatorias para el Mundial de Rusia 2018. Mientras llegan las competiciones, su reto inmediato será el partido amistoso del próximo 5 de septiembre con Brasil en Miami (EE.UU.), en el que Colombia tendrá la oportunidad de la revancha por la eliminación que sufrió a manos de los anfitriones en cuartos de final del mundial.


EFE/D.com

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?