| 1/30/2009 12:00:00 AM

JetBlue comenzó operaciones en Colombia

La empresa cubrirá diariamente la ruta entre Bogotá y Orlando, aunque está contemplando abrir operaciones en otras ciudades del país.

Inicialmente, cada trayecto tendrá un costo de US$177, sin impuestos.

 

Según Julián Atehortúa, gerente de JetBlue en Colombia, esta política contribuirá a reducir hasta en 60% el precio de los tiquetes aéreos hacia Estados Unidos y otros destinos internacionales.

Para el ejecutivo, el precio se une a una propuesta de comodidad personalizada, en la cual todas las sillas de los aviones cuentan con mayor espacio para los pasajeros, pantallas individuales y bebidas y refrigerios ilimitados durante el viaje.

El centro de operaciones de JetBlue está en el aeropuerto John F. Kennedy de Nueva York, desde donde hace conexiones con 57 destinos diferentes en Estados Unidos, el Caribe, Centroamérica y México.

 

Así mismo, la aerolínea tiene acuerdos con Lufthansa y Swiss Air, para cubrir destinos en Europa y el resto del mundo.

De acuerdo con Dave Barger, presidente de JetBlue, la inversión en el país hace parte de los planes de expansión que tiene la compañía en América Latina. “De acuerdo con la demanda, estamos contemplando operaciones en otras ciudades, como Cartagena, Medellín o Cali; vemos que esos puertos pueden dar soporte a más vuelos de la aerolínea”, comentó.

William Brownfield, embajador de Estados Unidos, dijo que el comienzo de operaciones de JetBlue se constituye en un paso más dentro de la meta de atraer un millón de turistas estadounidenses cada año a Colombia, que se fijaron hace un año y medio junto al Ministerio de Comercio, Industria y Turismo.

Esta es la quinta aerolínea de Estados Unidos que comienza operaciones frecuentes en el país, durante el último año.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 526

PORTADA

Estas son las pymes más ganadoras de Colombia en 2017

Las pequeñas y medianas empresas se ratifican como las locomotoras del país, no solo por su aporte al empleo, sino porque su menor tamaño les permite capotear mejor la desaceleración. Estas son las que más facturan.