| 7/31/2010 11:45:00 AM

Invima advierte sobre cigarrillos electrónicos

El Instituto Nacional de Vigilancia de Medicamentos y Alimentos(Invima) alertó que no ha autorizado el uso de cigarrillos electrónicos en Colombia. Afirmó también que este producto no tiene bondades terapéuticas.

Para el Invima el cigarrillo electrónico no es un medicamento, porque no cumple con las características establecidas en el Decreto 677 de 1995, donde se define medicamento como:“Aquél preparado farmacéutico obtenido a partir de principios activos, con o sin sustancias auxiliares, presentado bajo forma farmacéutica que se utiliza para la prevención, alivio, diagnostico, tratamiento, curación o rehabilitación de la enfermedad. Los envases, rótulos, etiquetas y empaques hacen parte integral del medicamento, por cuánto éstos garantizan su calidad, estabilidad y uso adecuado”.

No obstante, no es la única organización que no lo califica como un medicamento, la Agencia Sanitaria de los Estados unidos en un comunicado del 22 de julio de 2009, informó que los cigarrillos electrónicos tienen carcinógenos como las nitrosaminas y químicos tóxicos como dietilengicol, y aclara que éstos productos derivados no son presentados a la FDA para su aprobación. Así mismo la ANMAT (Autoridad Sanitaria de Argentina) no avala los cigarrillos electrónicos ni autoriza su importación.

Inclusive La Comunidad Europea, a través de un comunicado del 22 de mayo de 2008, informó que el Cigarrillo electrónico no debe considerarse bajo los productos derivados del tabaco. Mientras que la Organización Mundial de la salud (OMS) dijo en un comunicado que considera que el uso del cigarrillo no es un tratamiento sustitutivo con nicotina que tenga una eficacia demostrada y agregó posteriormente que no hay pruebas que demuestren que los cigarrillos electrónicos sean seguros y/o ayuden a los fumadores a dejar el hábito.

Por otra parte, los cigarrillos electrónicos no pueden considerarse como una alternativa para dejar de fumar ya que su eficacia para reducir el consumo de tabaco no está demostrada científicamente. Debido a que el producto es nuevo en el mercado, no se han realizado los estudios necesarios para determinar sus implicaciones y efectos en la salud pública, desconociéndose el alcance de los riesgos por el uso prolongado de los cigarrillos electrónicos, y por lo tanto, las concentraciones liberadas de nicotina no pueden ser medidas fácilmente por el usuario, llevando a una posible intoxicación severa.

El Director de la División de Análisis farmacéutico de la FDA, Dr B.J Westenberg analizó dos marcas de cigarrillos electrónicos encontrando que las dos tienen nicotina, nitrosaminas y otros productos como dietilenglicol.

 


 

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?