| 5/27/2013 6:46:00 AM

“Internet quebró el tradicional negocio del periódico”

Michael Reid, editor de The Economist para las Américas, habló con Dinero.com sobre la percepción que hay en Europa sobre Colombia. Además dio su visión sobre los medios de comunicación colombianos y la manera como un impreso puede sobrevivir en la ‘era digital’.

¿Cómo ve la economía colombiana?

La economía colombiana está muy sólida, tiene fundamentos fiscales muchos más sólidos, con una inflación baja y un crecimiento de alrededor de 4%. Hubo expectativas hace un par de años de que el crecimiento iba a ser más que eso, con base en inversiones masivas sobre todo en energía, hidrocarburos y minería. Es muy importante, en el caso colombiano, invertir en infraestructura.

¿Cómo ven los medios europeos a Colombia?

Los medios de Europa en general no miran mucho a América Latina, suelen mirar la violencia, pobreza, que son problemas vergonzosos, pero en caso de The Economist es diferente porque cubrimos todo el mundo, tenemos lectores de todo el mundo, interesados en todo el mundo, entonces cubrimos otras cosas como los avances importantes, debates de política social, pobreza, cómo mejorar la educación, cómo tener una mejor política para la infraestructura. Entonces siempre hemos acompañado a Colombia en esta larga lucha que ha tenido para que el estado democrático venza a los actores ilegales en el país.

¿Conoce la experiencia de medios de comunicación colombianos?, ¿qué percepción tiene?

Colombia tiene una buena tradición de periodismo, se destaca en América Latina, conjuntamente con Brasil y Costa Rica, como los mejores periodismos. Ahora, este es un periodismo que ha sufrido mucho, muchos muertos y mártires. Esto no es un tiempo fácil para los medios ni en Colombia, ni en el resto del mundo. Veo que los medios impresos aquí sobreviven felizmente, hay medios de internet interesantes, hay una radio con una gran importancia, especialmente con los programas de la mañana que ponen la agenda política. Me alegra que hay buenos periodistas que trabajaron en Estados Unidos y hoy están volviendo a Colombia porque hay oportunidades. Ahora, siempre hay espacios para mejoras, me refiero a más rigurosidad, que debe ser un trabajo constante.

Con las nuevas tendencias digitales, ¿qué está pasando y qué puede pasar con los periódicos tradicionales?

La internet quebró el tradicional negocio del periódico, en Estados Unidos primero y después en otros países, porque toda la publicidad clasificada pasó a la internet y los diarios dependían mucho de eso. Además la noticia se ha hecho un commodity. El buen periodismo cuesta dinero y los buenos periodistas también, pero si la noticia es un commodity y no tienes publicidad eso hace difícil la vida de un periódico tradicional.

Por eso los periódicos están teniendo que readaptar su modelo, invirtiendo más. Sospecho que podrían volver a revivir, porque el internet está lleno de todo, lleno de maravillas pero también de basura.

Pero entonces ¿cree que los medios ‘de papel’ van a desaparecer?

No va a desaparecer, el hipermercado no ha hecho que la bodega (tienda) de la esquina desaparezca, por eso esa bodega ha tenido que adaptarse y ofrecer nuevos servicios adicionales y encontrar nichos. Es lo mismo con el papel porque es muy eficiente. Uno usa el iPad porque es genial poder leer periódicos en cualquier parte del mundo inmediatamente, pero no hay sistema más eficiente que poder seleccionar lo que uno quiere leer y leerlo rápidamente que el papel.

Y como parte del futuro de América Latina va a ser más transporte público masivo, la clase media va a tener que usarlo o sino quedarse por horas en el tráfico, entonces leer un periódico en el transporte mientras viaja es una buena opción.

En medio de la crisis de grandes medios internacionales, ¿cómo ha sobrevivido The Economist?

Hemos tenido una ventaja muy grande y es que nuestra circulación sigue creciendo, hemos añadido 200 mil suscriptores en ediciones digitales. Estamos por esta transición de tener menos publicidad impresa pero atrayendo más digital. La gran ventaja de la edición digital es que los costos de producción y distribución son casi cero.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?