| 1/5/2016 12:05:00 AM

El 2015 fue un año de “altas y bajas” para la seguridad informática

Colombia es considerada una de las naciones más atractivas para los delincuentes informáticos en América Latina, muestra de ello es que el 25% de los ciberataques registrados en el 2015 se originaron en esta parte del mundo.

Así lo explica un reciente informe de Certicámara sobre los principales retos que tendrá que asumir el país en materia de seguridad informática este año, ya que “solo el 10% de los ciudadanos tiene plena confianza en usar los medios electrónicos para sus transacciones diarias”.

A pesar de los avances logrados en materia de seguridad, el 2015 también fue un año de altas y bajas para la industria de las tecnologías de la información”, agrega el informe de la entidad de certificación digital autorizada por la Superintendencia de Industria y Comercio (SIC). Lea también: El cibercrimen es un delito más rentable que el narcotráfico

Uno de los datos más preocupantes que arrojó el documento es que al día de hoy la Fiscalía tiene más de 28.000 expedientes abiertos únicamente en Bogotá por el delito de falsedad de documento. La investigación además explica que entre enero y junio del año pasado la SIC interpuso multas por unos $1.500 millones a las empresas que incumplieron con la Ley de Protección de Datos Personales.   

A pesar de estos aspectos Certicámara destaca el hecho de que Colombia le haya apostado a  nuevas herramientas para blindar al sector de las Tecnologías de la Información (TI) del cibercrimen, un tipo de delito que impacta a los distintos sectores económicos en US$1 billón. 

Entre estas  soluciones destaca la aplicación de la biometría por huella y voz, la cual permite agilizar los trámites notariales y además facilita el reconocimiento de las personas cuando realizan sus operaciones presenciales o virtuales.

Este tipo de herramientas son indispensables en la medida en que las estrategias de los cibercriminales son cada vez más complejas y difíciles de identificar para las autoridades, según un reporte publicado por la firma Unisys, en el que además se afirma que los ataques físicos controlados por máquinas ganarán protagonismo en 2016.

“Ahora, los atacantes pueden controlar máquinas, lo que significa que pueden bloquear su coche, parar el corazón de alguien, generar un  apagón eléctrico en su ciudad, o destruir la infraestructura pública”, advierte el documento, y añade que “las empresas observarán los resultados del mundo real en 2016 conforme colisionen el mundo físico y el digital”.

La firma especializada en seguridad informática Digiware, por su parte, pronostica que el número de ataques informáticos incrementará en los próximos años en América Latina, afectando en gran medida a sectores como el financiero,  telecomunicaciones e incluso al Gobierno.

Fuente:
Cifras de Digiware sobre los ataques informáticos en Latam

Lo destacable del 2015 y los propósitos de año nuevo

La aprobación del Decreto 2242 de 2015, con el cual se prevé masificar el uso de la factura electrónica para mitigar el impacto de la evasión fiscal (tal y como un día lo hicieron países de la región como Chile, México o Brasil), fue otro de los logros de este año. Lea también: Colombia le apuesta a las facturas electrónicas para optimizar las transacciones

Este mecanismo, que será obligatorio para aquellas personas naturales o jurídicas que seleccione la Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales (DIAN), además permitirá ahorrar los costos y el tiempo de las transacciones conforme a su aplicación en las distintas actividades de la economía.

Certicámara también celebra el hecho de que las entidades públicas y privadas en Colombia hayan invertido al menos $30.000 millones en dispositivos y estrategias para “evitar los riesgos de suplantación de identidad y robo de información gracias a  los servicios de certificación digital”. 

El presidente de esa organización, Héctor José García, fue enfático al señalar que “protegerse sí paga”, y por ello subrayó que uno de los propósitos es que la inversión para asegurar jurídica y técnicamente la información de las organizaciones aumente a los 60.000 millones este año. 

Sin embargo, este no será el único desafío pues también es necesario poner en marcha la Carpeta Ciudadana, un espacio “gratuito y seguro en la nube” desde el cual los colombianos podrán comunicarse, interactuar y realizar trámites con el Estado.

Este propósito se conecta con el de implementar mecanismos electrónicos “confiables” para la administración pública y el sistema judicial, tales como la tutela y expediente digital, detalla la investigación de Certicámara.

Y concluye que a pesar de que “la conectividad ha llegado a más de 1.000 municipios a lo largo y ancho del territorio nacional”, es necesario dar un segundo paso en materia de competitividad y apropiación de las herramientas.  En este sentido propone fortalecer los programas de concientización y capacitación sobre las TI enfocados en estudiantes, empresarios y actores del Gobierno con el fin de que la creatividad aflore y el proyecto de innovación se concrete.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?