| 10/13/2015 5:00:00 AM

Colombia le apuesta a los peajes electrónicos para alcanzar una mayor competitividad en transporte y comercio

El país prevé dar un salto de competitividad notable el año próximo con la implementación de los peajes electrónicos en nueve departamentos, un mecanismo que le ayudará a los transportadores a ahorrar tiempo y costos de desplazamiento de las mercancías.

La historia de los peajes electrónicos se remonta a la década de los 90 en Noruega, un país que en la actualidad tiene 25 autopistas en las que funciona este tipo de sistemas inteligentes. A nivel latinoamericano los pioneros son Chile, Brasil y México, mientras que Ecuador, Perú y Uruguay están en el camino de la implementación.

Desde hace unos años el Gobierno colombiano trabaja en el diseño del sistema para los peajes inteligentes, aunque fue hasta el año 2013 con el decreto 2846 que se definieron las características técnicas de los artefactos que se usarán para dicho fin.

Los transportadores podrán movilizarse con agilidad por todos los peajes del país gracias a un dispositivo instalado en su vehículo, el cual realizará las deducciones monetarias de acuerdo a las tarifas establecidas por los concesionarios, que a su vez tendrán la tarea de unificar las redes.

Un estudio realizado por la firma GSD, a petición del Ministerio de Transporte,  señala que pasar de los peajes físicos a los electrónicos ayudaría a reducir los costos de operación de las obsoletas casetas hasta en un 30%. 

La Asociación Bancaria y de Entidades Financieras de Colombia (Asobancaria) explica en un informe sobre el tema que los principales ahorros se percibirán por cuenta de la reducción de los seguros que cobran las transportadoras de valores por recoger el dinero de las casetas, los costos del personal, entre otros.

“Igualmente, su implementación permitirá mitigar los riesgos de atracos y fraudes en el cobro de las tarifas de los peajes”, agrega esa organización en el documento publicado en septiembre de este año.


Fuente: Asobancaria
 
Con el reciente anuncio del vicepresidente de Colombia, Germán Vargas Lleras, de abrir  el proceso de contratación para poner en marcha este tipo de soluciones en quince estaciones de peaje del país, se ha revivido la reflexión en torno al papel de las nuevas tecnologías en el desarrollo de los sectores económicos.

Asobancaria señala que la “mejoría del entorno económico, solidez de la política fiscal y robustez del sector financiero” colombiano, contrastan con la incapacidad del país de insertarse en el mercado internacional con “fuerza” debido a una serie de limitantes en materia de competitividad. 

De hecho, en el Índice de Desempeño Logístico del Banco Mundial, Colombia bajó de la casilla número 72 del 2010, al puesto 97 el año pasado.  El bajo desempeño no solo se explica “por una débil infraestructura”, también se relaciona con “la falta de seguimiento y localización de las mercancías”, así como “la dificultad de contratar envíos a precios competitivos”, advierte Asobancaria.


 Fuente: Asobancaria

A esta situación, se suma el hecho de que los costos que deben asumir los exportadores del país se incrementaron entre un 5,9% y 9,8% en el período 2010-2013 debido, en parte, al aumento de los costos del transporte, según lo señala el informe de Asobancaria.

Y agrega Colombia es el país en el que más vale movilizar mercancías luego de Brasil y México. Muestra de ello es que exportar un producto costó unos $2.400 por contenedor el año pasado, de los cuales se destinaron US$1.535 dólares al transporte.  

El director del Departamento Nacional de Planeación (DNP), Simón Gaviria, sostuvo durante un evento celebrado en Cartagena que “el 37% de los costos logísticos de las empresas corresponden al componente de transporte de mercancías y productos”.

Gaviria recordó que el dinero que invierten los empresarios en materia de logística equivale al 15% de total de sus ventas, lo cual pone en evidencia el gran desafío que debe asumir el país para sacar provecho a los tratados comerciales que ha firmado en los últimos años.

 Durante el lanzamiento del Plan Maestro Logístico (PML), una estrategia impulsada por el Gobierno para fortalecer las competencias comerciales, Gaviria se mostró preocupado por que dos de cada 10 pedidos llegan tarde a su destino debido al tiempo que se pierde en el proceso de cargue y descargue de mercancías. 

Antes estos y otros desafíos, el DNP propone avanzar en puntos estratégicos para impulsar el desarrollo del comercio. Entre ellos destaca el fortalecimiento de la normatividad para empresas prestadoras de servicios logísticos, profesionalización y bancarización del sector transportador, utilización del parque automotor las 24-7, entre otras medidas.


¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?