| 9/9/2014 5:30:00 AM

Acreedores no están listos para leer nuevos estados contables

En diálogo con Dinero, expertos contadores públicos que prestan servicios profesionales al sector financiero, señalaron vacíos técnicos en los acreedores encargados de recibir los balances de empresas privadas y públicas.

La implementación de las Normas Internacionales de Información Financiera (NIIF), también conocidas por sus siglas en inglés como IFRS (International Financial Reporting Standard), son Estándares Internacionales en el desarrollo de la actividad contable y suponen un manual de la forma como es aceptable en el mundo.

Aunque en diferentes escenarios se han expresado preocupaciones por la implementación de dicho modelo y las sanciones que pesarían sobre quienes no aplicarán dicha figura en los plazos establecidos por la Superintendencia Financiera y la Superintendencia de Sociedades, poco se sabe sobre la preparación que tienen los encargados de leer e interpretar dichos informes.

Cristóbal Uribe, socio de auditoria de la firma de contadores colombiana Amézquita, señaló que de acuerdo a los acercamientos que han tenido con diferentes figuras encargadas de interpretar los informes de las empresas en el país, existe temor pues un porcentaje representativo de su personal relacionado con este tema, no cuenta con los conocimientos idóneos para leer dicha información.

Según el directivo no basta con buscar conocimientos contables pues hay que contar con especialistas en temas de valoraciones para combinar conocimientos y expertos en finanzas corporativas en todo lo que requieres las NIIF.

“Las firmas tenemos un network acumulado proveniente de países que ya han implementado las normas, y en donde a través de las experiencias con diferentes empresas y acreedores hemos logrado capitalizar factores técnicos y académicos que pueden evitarle dolores de cabeza a los involucrados”, explicó.

A su turno, Miguel A Molfino, socio de First Corporate Finance Advisors, explicó que con la llegada de la Inversión Extranjera Directa (IED) a Colombia y el apetito de inversionistas foráneos en el país, es necesario que se entienda la filosofía de las NIFF tal y como si estuviera en su continente, lugar en donde se implementó esta figura desde el año 2005.

“Muchos empresarios y funcionarios consideran que se dio muy poco plazo para la implementación de este mecanismo sin darse cuenta que la dinámica global demuestra que Colombia está atrasada en este segmento. Europa lo comenzó en 2005, en América Latina la mayoría de los países los ha implementado, por lo tanto ya es hora de vincularse a las mismas”, señaló.

Según Molfino, la experiencia en Argentina demostró que el mayor problema en la implementación de la figura, fue la falta de asesoría o de asesoramiento para la ejecución de las mismas, motivo por el cuál prever un contratiempo con la asesoría apropiada resulta vital para evitar multas y sanciones en los balances de cualquier compañía.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?