| 7/25/2016 12:01:00 AM

Juan Mario Laserna: Una mente brillante

Este domingo, hacia la 1 de la tarde, falleció en un trágico accidente de tránsito Juan Mario Laserna Jaramillo (48), destacado economista, brillante analista económico y un extraordinario ser humano que desde julio de 2014 llegó a Revista Dinero para desempeñarse como consejero editorial.

Sus méritos académicos y la brillante carrera que desarrolló desde que se graduó como economista en la Universidad de Yale, le permitieron gozar de gran reconocimiento y aprecio en los círculos políticos, sociales y económicos del país.

Pero, aunque muchos conocieron su faceta profesional, quienes tuvimos la fortuna de trabajar al lado de Juan Mario reconocimos en él a un extraordinario ser humano, agudo pensador y quizás una de las mentes más brillantes del país.

Hijo de uno de los pensadores y políticos más destacados del siglo XX, Mario Laserna Pinzón, Juan Mario decidió labrarse su carrera por cuenta propia y desde muy joven tomó la decisión de estudiar fuera del país, contrario a lo que muchos esperaban: que cursaría su pregrado en la Universidad de Los Andes, fundada por su padre.

Tras graduarse como economista de la Universidad de Yale, ingresó al gobierno de César Gaviria para trabajar en su equipo económico y en 1992 fue analista del Consejo Superior de Política Fiscal, Confis, en el Ministerio de Hacienda. Allí comenzó a manejar un tema que a lo largo de su vida se convertiría en una de sus principales pasiones: los asuntos militares. En este cargo, comenzó a manejar el tema del gasto militar y decidió aplicar la experiencia que en los años 60 había tenido Robert McNamara en Estados Unidos, al involucrar economistas en la planeación del mismo.

Su exitoso desempeño en este cargo le permitió trabajar después en la elaboración del primer Plan Quinquenal de la Fuerza Pública, que contó con la participación de civiles tanto en su discusión como en su elaboración. Posteriormente fue asistente del director del Departamento Nacional de Planeación y promovió la creación de la Dirección de Justicia y Seguridad, de la cual fue su primer jefe de división de Fuerzas Armadas y Policía. En esta dirección se formó buena parte de la tecnocracia civil que ha trabajado temas tanto militares como de policía. Durante el último año de la administración Gaviria, fue consejero presidencial para asuntos económicos.

En 1994, se fue a Washington para acompañar al entonces expresidente César Gaviria como su secretario privado en la OEA y un año después ingresó a la Universidad de Stanford, donde cursó un MBA con énfasis en finanzas.

A su regreso al país, en 1998 se vinculó como viceministro de Hacienda y Crédito Público durante el gobierno de Andrés Pastrana y se convirtió en uno de los promotores de proyectos como la Ley 617, sobre ajuste fiscal.

En 1999 se convirtió en el director de Crédito Público, cargo que desempeñó hasta finales del gobierno Pastrana, y durante el cual tomó decisiones de gran trascendencia para el país como la refinanciación de la deuda y la reestructuración de la deuda interna y externa.

De esta época, Juan Mario Laserna recordaba las difíciles decisiones que se tomaron en ese momento en materia fiscal, y que le permitieron al país sortear una de las crisis económicas más profundas y lo libraron de caer en un default –impago de sus deudas–, como les había ocurrido a otros países de la región como Argentina y Ecuador.

Al terminar el gobierno Pastrana, volvió a Washington, esta vez como especialista en mercados de capital del Banco Interamericano de Desarrollo BID. Al mismo tiempo, cursó un postgrado en economía y seguridad en la Escuela de Estudios Internacionales de la Universidad Johns Hopkins.

Su amplia experiencia académica y sus méritos profesionales le permitieron llegar, en 2005, a ser nombrado codirector del Banco de la República, cargo que ocupó hasta marzo de 2009. Nuevamente estuvo al frente de decisiones de gran importancia para la salud económica del país, pues en los dos últimos años de su gestión como codirector se tomaron algunas de las medidas que resultaron cruciales para blindar al país del coletazo generado por la crisis hipotecaria de Estados Unidos, que terminó contagiando a Europa y a varios países del globo.

El marcado interés por los temas sociales lo llevaron a tomar la decisión, en 2009, de ingresar a la política. En agosto de ese año inició una campaña que le permitió llegar, un año después, al Senado de la República. Durante esta etapa, se destacó por sus debates sobre temas fiscales y de competencia.

Junto al senador Jorge Robledo, lideró un debate sobre monopolios y abuso de posición dominante en el sector de las telecomunicaciones, en especial en el mercado de celulares. También fue un veedor permanente del tema del régimen de regalías y se convirtió en un fuerte crítico del proyecto de exploración de oro conocido como La Colosa, en el departamento del Tolima.

También estuvo al frente de otros debates cruciales en la economía colombiana. Por ejemplo, incluyó –junto con otros senadores- en la reforma tributaria de 2012 un articulado que fortalecía a la Dian para perseguir capitales ocultos y declarar como paraísos fiscales a varios países.

Tras terminar su gestión como Senador en julio de 2014, Juan Mario se vinculó como consejero editorial de Revista Dinero, donde su vena periodística salió a flote en agudos editoriales y artículos de temas macroeconómicos de gran importancia para el país, así como también análisis de la coyuntura económica a nivel mundial. Fue, además, comentarista económico del programa de la mañana de La FM.

Quienes tuvimos el privilegio de trabajar junto a Juan Mario, en la redacción de Revista Dinero y de Dinero.com, lamentamos profundamente su partida y hoy queremos honrar la memoria de un amigo entrañable, gran compañero de trabajo y un ser humano excepcional. Paz en su tumba. 

Estos son sus mejores artículos y editoriales:

Editorial: El paro camionero

Editorial: La encrucijada fiscal

Editorial: Invertir en la primera infancia

Panamá Papers: ¿Desenlace inesperado?

La verdadera problemática del paro camionero

Trayectoria profesional

2014-2016 Consejero Editorial de la Revista Dinero

2014-2016 Comentarista en La FM, RCN

2009-2014 Senador del Congreso de la República

2005-2009 Co-Director del Banco de la República

2003-2005 Especialista en Mercado de Capitales en el Banco Interamericano de Desarrollo

1999-2002 Director de Crédito público en el Ministerio de Hacienda

1998-1999 Viceministro de Hacienda

1994-1995 Asistente especial del Secretario General de la OEA

1993-1994 Consejero Económico de la Presidencia de la República

1992-1993 Asistente del Director y Jefe de Division FMM y Policia en el DNP

1990-1992 Asistente de los Asesores del Ministerio de Hacienda

Trayectoria académica

1995–1997 MBA -Stanford University Graduate School of Business

1993 Curso Integral de Defensa Nacional -CIDENAL-, NA - Escuela Superior de Guerra

1992 Especialización, Gestion Publica e Instituciones Administrativas - Universidad de Los Andes

1987-1990 Bachelor of Arts (B.A.), Economics - Yale University

Reconocimientos: 

2015 Premio Nacional de Periodismo y Comunicación "Alfonso López Michelsen" -Sociedad Colombiana de Prensa y Congreso de la República

2007 Young Global Leader - World Economic Forum

2005 Latin Finance´s Top 40 Most Influential - Latin Finance 15th Anniversary Edition

2001 Thomson IFR Best Sovereign Issuer

2001 IFR Best Latin American Borrower

1995 Personalités d´Avenir - Mnistère de Relations Exterieures - France

1994 World Bank Scholar- Government of Japan

Participaciones en programa Punto de Encuentro 

León Valencia y Juan Mario Laserna hablaron con Marcela Prieto sobre el acuerdo sobre justicia que se firmó en La Habana.

Jairo Libreros y Juan Mario Laserna, hablaron con Marcela Prieto sobre la situación económica de Grecia, la visión de la Troika y el futuro del país dentro de la Unión Europea.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?