| 9/30/2013 11:39:00 AM

Hay que hacer algo por el algodón

El Ministro de Agricultura les pidió a los proveedores de semillas e investigadores para que desarrollen nuevas tecnologías que se adapten a los requerimientos regionales y a las condiciones cambiantes del clima.

La producción mundial de fibra de algodón tuvo una caída superior al 8%, como consecuencia del cambio climático. En la pasada temporada se redujo de 809 kilogramos a 741 con una reducción de 68 kilos por hectárea.

Esa situación fue expuesta por el ministro de Agricultura, Rubén Darío Lizarralde, en el Comité Consultivo Internacional del Algodón, del que hacen parte los gobiernos de los países productores, comercializadores y consumidores de algodón.

Lizarralde señaló que es importante que investigadores y proveedores de semillas desarrollen nuevas tecnologías que se adapten a los requerimientos regionales y a las condiciones cambiantes del clima.

El ministro dijo que si bien Colombia no es un gran jugador dentro de la producción mundial, el cultivo no deja de ser significativo por su arraigo histórico y cultural dentro de la población, la generación de empleo, su aporte a las economías regionales y el valor agregado que produce a lo largo de toda la cadena.

Del cultivo del algodón y su cadena productiva, se generan nueve millones de jornales y más de 4.000 familias campesinas dependen de esta actividad.

En la temporada 2013 que acaba de terminar para la Costa Caribe, se sembraron 22 mil hectáreas y se cosecharon cerca de 14 mil toneladas de fibra.

En la región del Interior, que se encuentra en recolección, se sembraron cerca de 9.500 hectáreas y se espera recoger alrededor de 9.500 toneladas de fibra, con unos rendimientos esperados de una tonelada de fibra por hectárea.

El ministro Lizarralde destacó la importancia que tiene para Colombia la cadena completa del algodón, hilados, textiles y confecciones, que junto con el eslabón de diseño y moda, ha sido declarada por el Gobierno como macrosector de talla mundial.

El sector textil y de confecciones representa el 6% del PIB del sector industrial y genera más de 700 mil empleos directos.

“Hago un llamado a todos los países participantes a que defendamos el algodón a lo largo y ancho de nuestro planeta bajo las premisas de cultivo natural; cero trabajo infantil como expresión de derechos humanos y representación de remuneración justa y equitativa”, concluyó el ministro.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?