| 10/7/2011 11:36:00 PM

Hace 30 años vio a China como una oportunidad

Julio Mario Santo Domingo fue el primer embajador de Colombia en la República Popular China, en el Gobierno del presidente Julio César Turbay y fue quien comenzó a construir una relación para que hoy este país asiático sea nuestro segundo socio comercial.

La muerte de uno de los industriales más importantes del país cierra uno de los capítulos más importantes e interesantes de la historia empresarial colombiana. El presidente de la Andi, Luis Carlos Villegas, le contó a Dinero.com que Santo Domingo fue quien le abrió la puerta para que las empresas nacionales comenzaran su camino hacia la internacionalización.  

“En su época las empresas aprendieron a  dedicarse  varias actividades al mismo tiempo. Y no solo atendieron el mercado doméstico sino que además se volcaron hacia el exterior”, resaltó Villegas.

Para el dirigente gremial uno de sus aportes más importantes fue enseñarle a los empresarios colombianos a compararse con los más grandes del mundo.  

Desde hace 30 años Julio Mario Santo Domingo ya veía lo que iba a pesar China en el mundo, como hoy está sucediendo.  

“Después de la generación de él sigue otra de grandes empresarios que saben que hay que comprarse con el mundo,  que ese es el verdadero, que la tecnología, la financiación viene de afuera, yo veo que esa generación que viene, tiene estos temas muy claros y lo ejercen. Basta con ver las inversiones en el exterior que el año pasado sumaron más de US$6.500 millones”, dijo.   

El Presidente de la Andi, indicó que Don Julio Mario, como se le conocía en el mundo de los negocios, fue el primero en patrocinar actividades deportivas y comenzar con actividades ejemplarizantes de responsabilidad social empresarial, como lo hizo con su fundación.

“La empresa no es solo dedicarse a sus negocios, también hay que crecer y tener una conexión amable, generosa con su entorno social y eso lo hicieron siempre las empresas de Santo Domingo”.

El legado más importante fue esa visión internacional, darle su lugar a la creatividad colombiana, la calidad del trabajo y la transparencia de los empresarios.

Villegas aseguró que sus herederos mantendrán sus compromiso con el país y con este legado.

Hace 30 años ser socio de China era algo realmente “impensable”, pero fue Don Julio Mario quien vio a ese país como ese gran mercado y motor de la economía mundial, como lo es hoy.  

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?