| 9/14/2012 2:20:00 AM

Grupo Aval quiere ampliar el camino a Villavicencio

Corficolombiana presentó al gobierno su propuesta para realizar la tercera parte de la doble calzada entre Bogotá y Villavicencio, la cual no necesitaría de recursos públicos.

La iniciativa radicada en la Agencia Nacional de Infraestructura está avaluada en $2,5 billones y no requeriría de recursos públicos, en una concesión de 30 años, pero habría que adicionar dos peajes -actualmente son 3-, en una vía que no supera los 100 kilómetros.

La obra empezaría a ejecutarse el año entrante, empezando el segundo trimestre, aunque el primer año sería para trámites de licencias de construcción y ambientales, y sería entregada en 2019.

El presidente de Corficolombiana, José Elías Melo, dice que a los tres peajes que existen actualmente en ese trayecto, habría que agregar dos peajes. Hoy un carro particular debe pagar cerca de $30.000 por trayecto, una suma considerable si se tiene en cuenta que es un recorrido que no supera los 100 kilómetros.

Los tres peajes existentes resultan polémicos y costosos para un viaje tan corto, sin embargo, Melo asegura que los costos del trayecto, particularmente para los vehículos comerciales de carga, serán menores porque se reducirá  el consumo de combustible y el mantenimiento de los vehículos por la calidad de la vía.

El tramo involucra la terminación de 27 kilómetros de doble calzada que van desde el viaducto Chirajara hasta el parque los Fundadores en Villavicencio. La obra implica 29 puentes que suman 24,3 kilómetros y 15 túneles que suman 10,2 kilómetros.

Según el directivo, el tramo de mayor dificultad sería un túnel paralelo al de Buenavista -entrada a Villavicencio-, el cual  tendrá la misma distancia al ya existente pero se adicionarán conexiones entre los dos tuneles que permitirán los retornos.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?