| 4/27/2011 7:50:00 AM

Gobierno tiene $31.000 millones en subsidios de vivienda para damnificados

Estos podrán ser asignados por las cajas de compensación familiar gracias al Decreto 1210 de 2011, según anunció el Ministerio de Ambiente, Vivienda y Desarrollo Territorial.

Los hogares damnificados por emergencia causada por la temporada de lluvias del Fenómeno de la Niña podrán recibir más de $31.100 millones en subsidios familiares de vivienda de interés social urbana, gracias al Decreto 1210 de 2011.


En esta normativa, el Gobierno Nacional autorizó a las cajas de compensación familiar del país para que dispongan de estos recursos para atender las necesidades de vivienda de los hogares afectados en todo el país.


“Con estos recursos se podrán apropiar 2.640 subsidios para la adquisición de vivienda nueva o usada por un monto de hasta 22 salarios mínimos, es decir, 1,7 millones cada uno.


“Con ésta decisión estamos atendiendo a un buen número de familias afectadas por el invierno y a aquellos hogares ubicados en zonas de alto riesgo no mitigable, que están debidamente incluidos en los registros oficiales de afectados”, dijo la Ministra de Ambiente, Vivienda y Desarrollo Territorial, Beatriz Uribe Botero.


De acuerdo con la entidad, las cajas de compensación familiar deberán asignar los subsidios de vivienda hasta el 31 de diciembre de 2011. Si llegada esta fecha aún hay recursos sin utilizar, el Ministerio de Ambiente determinará cuáles son los departamentos más afectados por el Fenómeno de la Niña, con el fin de que las cajas asignen los subsidios para hogares damnificados en dichas regiones.


“Las cajas de compensación familiar serán responsables del montaje y operación de los procesos de postulación, calificación, asignación y giro pago de los subsidios”, puntualizó la Ministra Uribe Botero.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?