| 4/23/2012 6:00:00 AM

Gobierno solo quiere apoyar propuesta inicial de metro

El Ministro de Transporte le envió una carta al Alcalde de Bogotá, en el que le recordó que el gobierno central solo responderá por los recursos que se comprometieron en el Conpes de 2010. La ciudad está atrasada en 150 kilómetros de infraestructura de TransMilenio.

En la carta que le envió Germán Cardona a Gustavo Petro le recordó que el Gobierno Nacional respeta la autonomía del distrito de Bogotá en el desarrollo de proyectos debidamente estructurados y ofrece su apoyo a los mismos en la medida de las posibilidades presupuestales, que deben ser concel1adas entre los equipos económicos de los gobiernos Nacional (Ministerio de Hacienda) y Distrital.

En la misiva Cardona le dejó claro a Petro que para el Gobierno Nacional sigue siendo prioritario el proyecto del metro (pesado) tal como está consignado en el documento Conpes 3677 del 19 de julio de 2010 y en consecuencia confirma su compromiso de cofinanciación con los recursos dispuestos, resultando necesario que el Distrito y el Concejo de Bogotá prevean las contrapartidas para concretar esta iniciativa.

Petro insiste en su teoría de convertir a Transmilenio en un sistema férreo. Argumenta que un sistema de Metro pesado subterráneo vale entre US$80 y US$100 millones. En cambio si el sistema actual se pasa a un sistema de túneles valdría US$40 millones.

Sin embargo en un debate que se realizó este lunes en el Concejo de Bogotá el Alcalde reafirmó la posición del distrito frente a un sistema férreo. El Ministro le dejó en claro que la iniciativa solo será válida en la medida en que no sea excluyente sino complementaria del Transmilenio y metro, proyectos que deberán armonizarse en el sistema integrado de transporte público de Bogotá.

En la sesión en el cabildo de Bogotá quedó en evidencia que antes de 2014 no podrá construirse metro pesado, porque es el tiempo que tardan los diseños en estar listos, y que para ello habría que dejar $800.000 millones del cupo quietos por dos años o usarlos en otro proyecto.

“Mientras TransMilenio necesita 20 metros en el carril, el tranvía necesita 8 metros y puede estar sobre césped. El modelo matemático del SITP nos llevará al colapso total sobre la Caracas. Necesitamos implementar un modelo a corto plazo. Antes de construir el Metro pesado es necesario movilizar a los ciudadanos por el borde oriental. El metro en Medellín costó US$48 millones y la 26 ha costado US$40 millones”, dijo Petro.

La pelea entre los dos funcionarios no deja de subir de tono. Petro reconoce que la ciudad está atrasada en 150 kilómetros de infraestructura de TransMilenio y hace 6 años no se ha agregado un solo centímetro y por eso el retraso y aún así sostiene que el Sistema Integrado debe tener un sistema férreo, porque sostiene que en cuatro años alcanzará a tener este proyecto, mientras que un metro no.

Mientras que el Gobierno quiere irse por la propuesta inicial que es un metro (pesado) en las líneas que se habían planteado y no está dispuesto a tomar riesgos en el distrito.

Los estudios definirán si la tarifa del SITP serán diferenciales o planas para evitar dificultades al usuario. Por ahora solo falta el sistema de recaudo, a pesar de que la fecha de arranque de este modelo es en junio.

En el debate quedó claro que el Alcalde no esperará hasta el 2016 para hacer las troncales de la Boyacá y la Avenida 68.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?