| 9/28/2017 10:16:00 AM

Gobierno reconoce que el Transmilenio no creció al ritmo que su demanda

Un Conpes sobre transporte público en Bogotá reveló que mientras la demanda de transporte en Transmilenio creció 6,4% solo en 2015, el sistema no se amplió al ritmo necesario para atenderla.

De acuerdo con las cifras del Conpes de transporte público en Bogotá, en 2015 la demanda del transporte vía TransMilenio experimentó una tasa de crecimiento promedio anual cercana al 6,4%, para un total aproximado de 660 millones de viajes.

Además, entre 2011 y 2015, el sistema registró un crecimiento de alrededor de 795.538 viajes diarios, equivalente a un aumento de 53%, sin embargo el documento advierte que “este crecimiento no ha sido acompañado de una ampliación constante del sistema como se había planeado”.

En ese sentido el Conpes advierte que el retraso en las ampliaciones del sistema con respecto al crecimiento de su demanda ha generado “demoras adicionales en las frecuencias de los servicios y vulnerabilidad de la operación del sistema frente a cualquier interrupción del servicio”.

De acuerdo con los cálculos del Gobierno, la capacidad límite de algunas troncales del sistema es de 53.000 pasajeros por hora, pero en las horas pico de la mañana estas operan por encima de dicho límite.

Recomendado: Transmilenio pierde pelea judicial con Somos: deberá pagar alrededor de $50.000 millones

Fuente: DNP

Y la demanda de transporte en el sistema sigue creciendo, impulsado por la implementación de la troncal de Soacha y las rutas de buses duales sobre las carreras décima y séptima, además de los servicios zonales. Así, según datos de Transmilenio los abordajes diarios al sistema aumentaron de 1,75 millones en el 2012 hasta 4,2 millones en el 2016.

Por otro lado, el Gobierno advierte que “los portales de las fases I y II, y las estaciones de las troncales Caracas (calle 63, calle 72, Marly, calle 45, calle 76) y de la Autopista Norte (calle 100 y calle 106) presentan niveles de saturación superiores a 80%”, pese a las obras de ampliación efectuadas en varias de ellas para reducir el nivel de saturación.

Puede interesarle: Para 4 millones de bogotanos, el transporte intermunicipal es una ‘pesadilla’

Sin embargo, algunas de esas estaciones de las fases I y II todavía no tienen las adecuaciones para los buses biarticulados, lo que reduce aún más la atención de la demanda en las mismas.

“En algunas estaciones, el nivel de demanda obliga a que en una misma puerta se deban atender dos o tres servicios diferentes, lo cual genera conflictos, pérdida de tiempo y de eficiencia en el sistema”, agrega el Conpes.

A todo el problema de la demanda de Transmilenio, el documento oficial suma el estado de la malla vial de Bogotá.

 Señala que “aunque, año tras año, el Distrito Capital realiza intervenciones para la recuperación de la malla vial a su cargo, estas resultan insuficientes para mejorar sus condiciones físicas. Lo anterior castiga fuertemente los tiempos de desplazamiento, especialmente en la red de tráfico mixto, incluyendo la utilizada por el componente zonal del SITP”.

Lea también: Denuncian ‘contrataciones a dedo’ por más de $480.000 millones en Bogotá

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 535

PORTADA

El efecto Odebrecht en las 4G: ¿Los cierres están en peligro?

Una diferencia entre el Gobierno y un grupo de bancos por los recursos de la Ruta del Sol II ha encendido las alarmas en el sector de infraestructura. ¿Los cierres financieros están en peligro?