| 7/23/2014 11:00:00 AM

Nueva campaña por el uso de acero certificado

En una alianza de la Andi, Camacol, la Superintendencia de Industria y Comercio y el Ministerio de Vivienda, se presentó una nueva campaña para concientizar a constructores y consumidores sobre la importancia del uso de acero certificado.

Se trata de un refuerzo al Decreto 1513 de 2012, para que quienes adquieran acero, se aseguren de que este cumpla con los requisitos del Reglamento Técnico especialmente en temas de sismo-resistencia.

La campaña “Acero Certificado: Necesario para la seguridad de las personas y la de sus construcciones” divulga tres requisitos para reconocer las barras de acero legal: primero, contar con el certificado de conformidad emitido por un organismo de certificación acreditado por el ONAC o su homólogo en el exterior; segundo, contar con el estampado en el cuerpo de la barra y el tercero, que tenga el etiquetado correspondiente.

“Desde el Comité Colombiano de Productores de Acero de la Andi, que representa la industria siderúrgica Colombiana, hemos impulsado esta norma desde su diseño y ahora queremos apoyar su efectiva implementación. Sólo utilizando acero certificado podremos garantizar la seguridad de las personas pues este un producto fundamental en toda construcción. Al respecto cabe destacar que en el 2013 se registró un consumo nacional aparente de 1.436.204 toneladas de rollo y barra corrugada”, afirmó el Presidente de la ANDI, Bruce Mac Master.

Las barras de acero deben tener certificado de conformidad para poder ser comercializados en el país. Para la Superintendencia de Industria y Comercio, el hecho de que no se cuente con este certificado, es suficiente para prohibir su comercialización. Igualmente, el etiquetado debe evidenciar el país de origen del producto, el nombre del fabricante o importador; y la identificación del lote o su fecha de producción. Para el caso del estampe, este tipo de productos deben contar con información sobre el país de origen; nombre o logotipo del fabricante; número de designación o diámetro; tipo de acero; y grado.

“Actualmente, existen 34 investigaciones en curso dentro de las que se han impuesto 29 medidas preventivas de suspensión de comercialización. De acuerdo con el avance de las investigaciones, se podrá determinar de manera definitiva si el material cumple con el Reglamento Técnico y en caso de que no sea así, pueden imponerse multas por más de $1.200 millones de pesos”, afirmó el Superintendente de Industria y Comercio, Pablo Felipe Robledo Del Castillo.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?