| 3/12/2010 2:30:00 PM

Gobierno chileno estima en US$30.000 millones los daños

Una estimación inicial del gobierno del presidente Sebastián Piñera apunta a que los daños por el devastador terremoto y tsunami de febrero y por la serie de fuertes réplicas, alcanzarían a los US$30.000 millones.

El ministro de Hacienda, Felipe Larraín, señaló que un cálculo preliminar indica que los daños ascenderían a esa suma, pero que no todo ese monto corresponde al fisco. El anterior gobierno de la presidenta Michelle Bachelet calculó que en infraestructura y locales hospitalarios los destrozos eran de unos US$5.000 millones.


Además de los destrozos en al menos unas 500.000 viviendas, en carreteras y hospitales, muchos colegios y escuelas resultaron destruídos o severamente dañados por lo que hay aún 1,25 millón de estudiantes de enseñanza básica y media sin clases, según informó el viernes el ministro de Educación, Joaquín Lavín.


Por lo menos 497 personas murieron durante la catástrofe y aún no se aclara el número de desaparecidos.


Las actividades escolares comenzaron la semana pasada, pero en las zonas más afectadas debieron postergarse hasta poder contar con locales seguros o disponibles, ya que los que no quedaron inutilizados son usados como albergues para los damnificados.


Un fuerte temblor de magnitud 6,9 el jueves, que alteró la transmisión del mando a Piñera, aumentó los daños con nuevos derrumbes de viviendas, cortes de caminos o puentes.


El ministro de Obras Pública, Hernán de Solminihac, manifestó que ya existe un catastro de los daños y que si bien la conectividad está asegurada, "tenemos que mejorar la eficiencia de esa conectividad".


La reconstrucción deberá ser la prioridad para el nuevo gobierno. El ministro de Economía, Juan Andrés Fontaine, estimó que en todo caso la destrucción registrada no alterará tan significativamente el crecimiento económico el país, que señaló podría estar entre 4,5 y 5%. Añadió que el gobierno mantiene su promesa de campaña de crear un millón de empleos y de tener un crecimiento promedio del 6% en sus cuatro años de gestión.


Piñera, a su llegada al palacio de gobierno el viernes, declaró que le dio a sus ministros las primeras tareas para la reconstrucción y les entregó simbólicamente a cada uno un casco de constructor y un cronómetro. "El casco, porque hay que reconstruir y el cronómetro, porque hay que hacerlo muy rápido", dijo el presidente.


Piñera, después de asumir la presidencia el jueves, desplegó una intensa actividad, que incluso lo obligó a abandonar anticipadamente un almuerzo que le ofrecía a los presidentes visitantes.


Señaló que la instrucción que entregó a sus colaboradores es que si bien hay que hacer un diagnóstico de los daños, "eso no puede evitar que comience la acción. Hay cosas que sabemos que tenemos que hacer", agregó.


El mandatario asistió el viernes al tradicional Te Deum de acción de gracias ecuménico, que esta vez se realizó frente a la Catedral de Santiago, una ceremonia tradicional durante los cambios de gobierno, instaurada por el agnóstico derrocado ex presidente Salvador Allende en 1970.


La catedral, frente a la Plaza de Armas capitalina, data de 1748 y con el terremoto de febrero y las posteriores fuertes réplicas, sufrió daños que por precaución la mantienen cerrada.


En su homilía, el cardenal Francisco Javier Errázuriz instó a todos los sectores a reconstruir juntos.


El gobierno anunció para la próxima semana el envío del proyecto de ley de reconstrucción. El mandatario que llegó al poder apoyado por la coalición de dos partidos políticos de derecha, cuenta con mayoría en la Cámara de Diputados, pero en el Senado la oposición centroizquierdista tiene el control.


(AP)

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?