| 10/19/2014 5:00:00 PM

Nuevos retos para empleadores

El decreto número 1443 de 2014 dispone la implementación de un nuevo sistema que le da un vuelco a lo que hasta ahora se llama salud ocupacional en Colombia. Esto hará que el mercado de la seguridad industrial se revolucione.

Bellota, la empresa dedicada a ventas de productos para Seguridad Industrial en Europa, está haciendo el lanzamiento de un calzado especializado en los países del área andina como Colombia, Ecuador, Perú, Bolivia, Panamá y Venezuela; una línea que busca revolucionar el mercado en Colombia, con diseños que brindan mayor confort y resistencia a los hidrocarburos, tendencia que buscará que el país ascienda a los más altos estándares de calidad en cuanto a calzado para trabajo pesado; poniéndose a la par de la nueva normativa sobre el Sistema de Gestión de la Seguridad y Salud en el Trabajo (SG – SST).

Según la Organización Internacional del Trabajo OIT En la última década y de acuerdo a las estadísticas oficiales, el número de accidentes ocasionados por la corriente eléctrica ha alcanzado alrededor de 12.000 lesiones. Las principales se relacionan con aspectos derivados de la organización del trabajo, agravados por la falta de información sobre los riesgos a los que las personas están expuestas y la forma de prevenirlos.

“En Bellota estamos seguros de que por desconocimiento y por falta de acceso, Colombia lleva décadas sufriendo de una inercia conceptual y de interpretación de las obligaciones y responsabilidades que tiene la comunidad productiva (empleadores y empleados), y hasta ahora se empieza a aclarar que todos los componentes de un negocio tienen responsabilidad en la protección. La ley es rigurosa y el tiempo para los empresarios ahora está corriendo, por eso Bellota trae una gama de calzado que se rige por las más estrictas normas Europeas de Seguridad Industrial” Asegura Jaime Loaiza, Jefe de Marketing de los países andinos de Bellota.

Así mismo, un informe entregado por la Cepal en el año 2013, afirma que los países latinoamericanos solo reportan el 25% de los accidentes de trabajo y el 5% de las enfermedades laborales. Todo parte de que las empresas diagnostican de una manera poco profunda los riesgos y la protección que necesita cada uno de sus empleados.

Según el Jefe de Marketing de Bellota, “un operario de una máquina que no tenga responsabilidades de mantenimiento eléctrico debe de tener un calzado conductor antiestático y no di-eléctrico aislante, que le permita descargarse de una manera segura de la molesta energía estática generada por la máquina que opera; sin pasarle corriente a alguien o incluso sin poner en riesgo el resto de máquinas, además, el riesgo por generación de chispas es inmediato en ambientes explosivos como en las estaciones de gasolina”

Por esta razón, el equipo de protección personal en empresas de trabajo pesado e industrias debe ser fabricado con altos estándares de calidad, pues son accesorios fabricados para ser utilizados en las diferentes partes del cuerpo, las cuales pueden estar expuestas a riesgos.

Estos equipos forman una barrera protectora entre el cuerpo y el peligro y con el uso apropiado del equipo de protección personal, se reducirán los riesgos. De esta manera, si se utiliza un equipo que no es el adecuado se incrementa la probabilidad de sufrir una lesión, como ocurre en el caso del calzado. La nueva normativa faculta a los empleados para que entiendan su propio riesgo y alerten a sus empleadores para que les dote de la protección correcta y necesaria.

Tener claro que un empleado está expuesto a algún tipo de riesgo no es suficiente; adicional a esto se debe definir de manera amplia el ambiente de trabajo, por ejemplo, teniendo en cuenta el tipo de superficie donde se pisa permanentemente, si es un lugar cerrado o al aire libre, si hay exposición a la humedad, si existe riesgo de derrame químico, si la persona requiere caminar o estar de pie, etc.

Es importante un calzado de seguridad que se desempeñe muy bien en el uso normal con máximo confort y que además disminuya los riesgos por eventos sin control como: las caídas de objetos pesados sobre los pies (punteras de seguridad certificadas con un peso e impacto específicos), cortes o punzadas en la planta del pie por pisar objetos corto punzantes (plantilla protectora en la suela que puede ser de metal o de kevlar que es el material de los chalecos antibalas), la acumulación de carga electroestática que puede dañar una máquina, generar descargas en ambientes explosivos o molestias por sentir que pasa corriente de una persona a otra o en el contacto con objetos (calzado certificado como conductor antiestático).

Fabio Parra, Ingeniero experto en riesgo eléctrico asegura que el número de accidentes diarios que ocurren en Colombia se acerca a los 1.300, un número que hay que reducir drásticamente teniendo en cuenta que la epidemia que causa la mitad de los accidentes en el sector eléctrico, no solo en Colombia sino en todo el mundo es el arco eléctrico, por lo tanto Parra asegura que se debe atacar este alto porcentaje que tiene su raíz en un mismo origen.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?