| 4/6/2015 5:45:00 AM

La transformación a energías limpias va lenta

Mientras países desarrollados tienden a desmantelar plantas de energía eléctrica con base en el carbón, en Colombia, pese al esfuerzo de algunos, el país no avanza rápido.

Dado el ritmo de producción carbonífera anual en El Cerrejón y en el departamento de Cesar, se estima que Colombia puede generar un promedio de 70 y 80 millones de toneladas al año, tomando en cuenta que en zonas como Cundinamarca y Boyacá alcanzan los dos millones.

Por lo tanto, Colombia podría tener carbón hasta por 200 años si se mantiene el ritmo de producción actual, según concluyó un estudio que la Universidad Nacional hizo con el Instituto Colombiano de Geología Minera (Ingeominas), en el que se estableció que el país tiene alrededor de 40.000 millones de toneladas de reserva de carbón. (Lea también: Palidece el carbón)

Vale la pena señalar que, según información publicada por el Ministerio de Minas y Energía, el carbón que tiene el país se utiliza de varias maneras como para la generación de calor (termoeléctricas), la coquización (trabajos metalúrgicos, producción de hierro) y funciones como adherir moléculas y olores.

De hecho, según la World Coal Association, Colombia es el quinto exportador de carbón térmico en el mundo, detrás de China, Australia, Rusia y Estados Unidos, pero por encima de Sudáfrica.

Un informe de la Agencia Internacional de Energía (AIE) llegó a la conclusión de que cientos de plantas han cerrado o cancelado en todo el mundo en los últimos años, con dos proyectos de plantas abandonados por cada uno completado.

Todavía un impacto pequeño


Mientras países desarrollados anuncian modificaciones en sus operaciones para la generación de energía eléctrica a base de carbón, para reemplazarla por fuentes renovables o que generen menos contaminación del medio ambiente, en Colombia todavía se anuncia la creación y apertura de plantas termoeléctricas, evidenciando el poco avance que presenta el país en la materia .

El año pasado el Congreso de la República reglamentó mediante la ley 1715 el marco legal jurídico para desarrollar la implementación de fuentes renovables en Colombia. De acuerdo con el presidente de la Cámara Colombiana de Energía, Arturo Quiroz, “En el país existen algunos proyectos de generación de energía eléctrica que operan y, dentro de poco, algunos nuevos serán inaugurados. Plantas que deberán contar con las nuevas tecnologías en reducción de emisiones, para que la generación de energía no represente un impacto ecológico significativo”.

¿Cómo vamos?

Debido a la juventud de la ley aprobada en el Legislativo, los proyectos sobre energías alternas y limpias no han dejado de ser eso, proyectos. Pues aunque existen algunos en proceso de ejecución, ninguno aún corresponde a las expectativas comerciales por su precaria generación.

En cuanto a la generación de energía eólica existen algunas iniciativas de Isagen. En materia solar, hasta ahora se realizan los primeros experimentos a nivel de planta. En geotermia, ISA está realizando los primeros pinos en Caldas. En el caso de la biomasa es donde mayores avances se han dado, pues sí existen algunos casos en los que los ingenios azucareros están utilizando el bagazo de caña, para la cogeneración eléctrica.

Sin embargo, el ingeniero Quiroz dejó en claro que aunque existen precarios avances, el país ya comenzó el proceso de exploración de alternativas, lo que sugiere un cambio definitivo en la tendencia a mediano y largo plazo.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?