| 8/6/2004 12:00:00 AM

Ganancias jugosas

Con un incremento de 16,9% en las ventas y de 42,8% en las utilidades, cerraron las empresas inscritas en Bolsa el primer semestre del año.

Los buenos resultados financieros de los primeros meses del año de las empresas que cotizan en Bolsa reflejan claramente el comportamiento de la economía colombiana y de los mercados externos. En este sentido, no es para nada sorprendente que las empresas relacionadas con el sector de la construcción reporten las mayores utilidades.

De igual forma, se ve un crecimiento importante en las ventas y utilidades de las empresas de comunicaciones, que están dedicando todos sus esfuerzos a la ampliación del número de usuarios.



Los resultados

En general, los sectores que más aportaron al crecimiento de las utilidades fueron el siderúrgico con el 36%, cemento con el 34%, comunicaciones con el 10% y equipo de transporte con el 8%. Por el contrario, al mirar la contribución de cada sector a las ventas, se tiene que los que más aportaron fueron químicos y petroquímicos (16%), equipos de transporte (15%) y comunicaciones (9%). Un dato interesante es el crecimiento de las ventas externas muy por encima de las internas, lo cual podría explicar la discrepancia entre las contribuciones vistas desde uno u otro lado.

La rentabilidad, medida como la relación entre las utilidades operacionales y el patrimonio, se redujo para el total de empresas de la muestra, esto es sin incluir a las empresas de servicios públicos y las sociedades inversoras. Aquí es importante tener en cuenta el impacto de la revaluación del peso sobre los balances, así como el aumento en los precios de las materias primas en los mercados internacionales.

En cuanto a la financiación, el total de empresas de la muestra presenta una reducción en la rotación de las cuentas por pagar, es decir, las empresas les están pagando más rápido a sus proveedores. Esta es una excelente noticia, pues en la medida en que las empresas proveedoras cuenten con mayores recursos, podrán invertirlos para crecer más rápidamente. También se observa una reducción de las obligaciones financieras de corto y largo plazo y particularmente de las obligaciones externas.

Por empresas, Almacenes Éxito encabeza la lista de mayores ventas con $1,53 billones, seguida por Bavaria con $1,09 billones y BellSouth con $645.000 millones. Por el lado de las utilidades, la campeona es Cemento Argos con $94.000 millones, en segundo lugar está BellSouth con $78.000 millones y en tercer lugar Acerías Paz del Río con $69.000 millones.

En los resultados del primer semestre, llama la atención y preocupa el alto nivel de utilización de la capacidad instalada al que han llegado las empresas. Este tema es complicado, ya que la mayoría de las que cotizan en Bolsa son empresas grandes y, a la hora de la verdad, son las que deben poder reaccionar frente a aumentos en la demanda tanto interna como externa. En este sentido, si estas empresas no hacen una fuerte inversión para ampliar su capacidad instalada, difícilmente podrán seguir creciendo como lo han hecho hasta ahora.

En el sector petroquímico, Filmtex, Petroquímica Colombiana, Polipropileno del Caribe, Biofilm y Abonos Colombianos están operando por encima del 90% de su capacidad, lo cual les deja muy poco margen para atender cualquier aumento en la demanda. Estas empresas dependen esencialmente del mercado externo.

Algo similar sucede en las empresas del sector manufacturero, en particular en los subsectores de alimentos y textiles y confecciones. Everfit está a plena capacidad, en tanto que Textiles Espinal y Textiles Fabricato Tejicóndor registran una utilización de la capacidad de 97% y 94%, respectivamente. Esto es grave para el TLC.

Por el lado de alimentos, los ingenios Riopaila y La Cabaña están al 100%, mientras que el Ingenio Central Castilla opera al 94% de la capacidad.

En la industria de papel y pulpa de papel, Papeles Nacionales, Productos Familia y Cartón de Colombia están operando todas a plena capacidad. Aunque es una buena señal para la economía, en la medida en que el buen desempeño de estas empresas es un indicativo de que la economía va bien, las restricciones de oferta en este sector fácilmente podrían desembocar en un cuello de botella.

Los resultados son en general muy buenos para las empresas que cotizan en Bolsa. No obstante, el crecimiento que se observa en la mayoría de ellas es muy puntual y está relacionado con el comportamiento específico de algunos sectores. Es muy posible que las empresas estén percibiendo de esta manera el crecimiento de sus ventas y utilidades y sea este el motivo por el cual no han ampliado su capacidad instalada.

El problema es que el TLC ya casi está aquí y la economía está creciendo a tasas muy superiores a las del quinquenio pasado. Sin inversión, el crecimiento podría estancarse.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?