| 1/2/2012 4:46:00 PM

Flujo de vehículos aumentó 22,8%

Un total de 178.574 vehículos salieron y entraron a Bogotá durante los dos últimos días de 2011, 33.260 más que en las mismas fechas de 2010, lo cual significó un aumento de 22,8% en la movilización.

La cifra, reportada por la Policía Nacional, indica que mientras 79.513 vehículos salieron de la capital del país el 30 y 31 de diciembre, ingresaron 99.061. En 2010, el número de automotores que entraron a Bogotá fue de 53.389n y los que salieron alcanzaron los 91.925.

“Los residentes en Bogotá y en muchas regiones del país no se dejaron amilanar por el invierno, y decidieron aprovechar estos días de tiempo seco y sol para disfrutar del periodo vacacional de fin de año”, afirmó el viceministro de Turismo, del Ministerio de Comercio, Industria y Turismo, Oscar Rueda García.

“Esta reactivación en la movilización le hace mucho bien a la economía local y nacional, por lo que es importante que los colombianos se animen a seguir disfrutando de estos días de descanso que aún quedan para muchos”, dijo.

Según el Viceministro, “lo importante no es hacia dónde se dirijan los viajeros, sino que se movilicen, por cuanto cada parada, cada compra, cada diversión, cada hospedaje significa recursos que se distribuyen muy rápidamente y le dan un fuerte respiro a los bolsillos de los colombianos que dependen económicamente del turismo”, expresó.

Según la Policía Nacional, los peajes de ingreso a Bogotá que presentaron un mayor movimiento fueron los de Los Andes, con 16.301 vehículos; Río Bogotá, con 10.231; El Roble, con 8.138; y Chusacá, con 7.575.
Entre tanto, los bogotanos que prefirieron cambiar el ambiente capitalino salieron especialmente por Chusacá, con 18.762 automotores; Chinauta, con 14.163; El Roble, con 11.265; y Siberia, con 10.330.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?