| 10/18/2013 10:00:00 AM

Fiscalía fortalece negocio de petroleros

Varias entidades del Gobierno renuevan convenio para investigar, combatir y generar herramientas que permitan proteger la infraestructura petrolera del país.

En el año 2001, la Fiscalía General de la Nación firmó un convenio de cooperación con la Policía Nacional, Ecopetrol y el Fondo Rotatorio de la Policía Nacional para crear siete estructuras de apoyo (EDA) en regiones estratégicas del país, con el propósito de adelantar las investigaciones por delitos como el apoderamiento de hidrocarburos y atentados terroristas contra la infraestructura petrolera y energética, entre otros.

Las estructuras de apoyo creadas fueron instaladas en: Arauca (Arauca), Cúcuta (Norte de Santander), Puerto Berrío (Antioquia), Barrancabermeja (Santander), Orito (Putumayo), Tumaco (Nariño) y Cali (Valle).

Este modelo institucional le permitió a la Fiscalía General de la Nación mejorar la capacidad investigativa de la entidad en la lucha contra la delincuencia organizada, así como también generar herramientas para la formulación de política criminal en las regiones donde fueron instaladas esas Estructuras de Apoyo. las EDA. Ahora, en una ampliación del convenio de cooperación suscrito entre las mismas entidades, la Fiscalía General de la Nación creó tres nuevas Estructuras de Apoyo que estarán ubicadas en los municipios de Saravena (Arauca), Yopal (Casanare) y Villavicencio (Meta).

Su campo de acción ahora es más amplio y por eso que sus funcionarios tienen competencia para investigar delitos como secuestros, homicidios, extorsión, daño al medio ambiente, apoderamiento de hidrocarburos, concierto para delinquir y atentados terroristas contra la infraestructura petrolera y energética, entre otros, con lo cual la Fiscalía busca reducir los índices de criminalidad en las regiones petroleras.

La Estructura de Apoyo de Saravena tendrá jurisdicción en ese municipio y en los vecinos de Fortul y Tame, en Arauca, mientras que las de Yopal y Villavicencio tendrán jurisdicción en los departamentos de Casanare y Meta, respectivamente.

Además de la creación de estas nuevas Estructuras de Apoyo, la Fiscalía General de la Nación designó nuevos equipos de fiscales y agentes de Policía Judicial de los grupos Gaula y Bacrim para fortalecer las EDA de Arauca (Arauca), Barrancabermeja (Santander) y Orito (Putumayo), con el propósito de investigar delitos como secuestro y extorsión, así como también judicializar a los integrantes de las llamadas bandas criminales que hacen presencia en esas regiones del país.

De esta forma, la Fiscalía General de la Nación cuenta ahora con diez Estructuras de Apoyo distribuidas en diferentes zonas del país así: Arauca y Saravena, en Arauca, Barrancabermeja (Santander), Puerto Berrío (Antioquia), Cúcuta (Norte de Santander), Tumaco (Nariño), Orito (Putumayo), Cali (Valle), Yopal (Casanare) y Villavicencio (Meta).

La acción realizada por las diferentes Estructuras de Apoyo en el país permitió la captura y judicialización de 1.495 personas entre el año 2005 y septiembre último, las cuales fueron vinculadas a investigaciones por delitos contra la infraestructura petrolera del país.
En el mismo periodo, los fiscales adscritos a las EDA formularon 813 imputaciones, que permitieron que 934 detenidos fueran afectados con medida de aseguramiento por jueces de control de garantías.

En cuanto a la reducción de los índices de criminalidad, cifras de la Fiscalía y de la Policía Nacional indican que el hurto de hidrocarburos se redujo de 7.270 barriles diarios en el año 2002 a 21 barriles diarios a junio de 2013 (las cifras se toman como día calendario), lo que indica una reducción de este delito superior al 95%. También, entre el año 2002 y el 2012 las pérdidas por este delito se redujeron de 106 millones de dólares al año a 1,1 millones de dólares.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?