| 6/28/2014 8:00:00 AM

‘La Primorosa’, el epicentro del poder de la familia política de Petro

En las estancias de esta finca, metida entre la altiplanicie que embellece el área rural de Zipaquirá, está el núcleo del poder empresarial de Carlos Gutiérrez Robayo, concuñado del alcalde de Bogotá, Gustavo Petro.

El nombre de Gutiérrez ha cobrado estos días especial notoriedad, no porque se aliste a cerrar negocios de exportación de carne a Rusia y de carbón coque a otras latitudes, sino porque las justicia penal y disciplinaria decidieron indagar su presunta condición de mediador en los millonarios contratos alrededor de los cuales estaría girando un nuevo ‘carrusel’ en la ciudad.

Como hay testigos que afirman que aquí se han cerrado varios de los negocios que podrían poner en aprietos al mandatario capitalino, el equipo de investigación de Revista Dinero y de Dinero.com -únicos medios que han contrastado personalmente la versión de Gutiérrez sobre el espinoso asunto- visitaron recientemente los predios de La Primorosa (vea aquí el artículo Los contratos de Petro, edición 446).

Pocos saben que aquí está uno de los laboratorios de genética animal más reconocidos de América Latina: CGR Biotecnología Reproductiva S.A.S. Su prestigio comenzó a aquilatarse a comienzos de la década de 2000, cuando los jóvenes científicos que trabajan para Gutiérrez lograron fecundar e implantar con éxito un óvulo en la matriz de una mula, ejemplar ancestralmente estéril.

Aquí también están los toros que han dado la cimiente a la versión criolla de la raza Gyr y se mejora la especie potros pony y de animales de trabajo y exhibición.

Pero aquí, en esta misma región sabanera, se han convertido en historia viva –y leyenda al mismo tiempo- el crecimiento del emporio de Luis Eduardo Gutiérrez Méndez, padre de Carlos y conocido como el rey de la papa en Colombia. Mientras se establece a ciencia cierta si fue aquí donde se gestó la adjudicación de los más grandes contratos distritales, hay algo que se sabe con certeza: por aquí desfilan los políticos de la región andina en busca de financiación para sus campañas.

Según Javier Ignacio Niño, biógrafo de Gutiérrez Padre, por aquí han desfilado los candidatos ganadores a la gobernación de Cundinamarca y al Senado, desde la época en que esta cámara tenía una representación regional. Antes de que los negocios de la papa se diversificaran, era esta región también donde los aspirantes en gesta proselitista conseguían gratuitamente un helicóptero para agilizar sus desplazamientos y el escenario ideal para sus fiestas de celebración.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?