| 5/21/2008 12:00:00 AM

Financiación universitaria

El fin de semestre implica la llegada de un nuevo recibo de matrícula por pagar. Esto representa dificultad para quienes no poseen los recursos suficientes. Alternativas.


Ricardo Reyes, estudiante de arquitectura de la Universidad Católica, afirma que de no ser por la ayuda económica que recibe del Icetex, no podría acceder a la educación superior.

 

El Icetex es una entidad del estado que promueve la educación con crédito.
El llamado crédito Access ofrecido por el Icetex, beneficia a estudiantes con excelente desempeño académico y escasos recursos económicos.

 

El crédito de mediano plazo sirve para financiar estudios de pregrado y postgrado en el país o en el exterior, por el total de hasta 8 salarios mínimos por semestre en la matrícula en pregrado y hasta 32 salarios en postgrado, amortizando el 60% durante el mismo período de estudios y el 40% después de terminar, en un plazo igual a los períodos financiados.

 

Y finalmente el crédito con fondos que provienen del aporte de otras entidades. Este sistema busca ayudar a minorías (Indígenas, afrocolombianos, desplazados, etc) o áreas específicas como la medicina, tecnología, o regiones de Colombia.


De igual manera universidades como la Sabana y Los Andes tienen dentro de sus recursos internos planes de becas que ayudan a soportar la deuda de la matrícula.

 

Las principales modalidades son:


La beca préstamo en donde un estudiante con buenos resultados tiene la oportunidad de que le condonen hasta el 80% del valor de la matrícula. La beca familiar es una a la cual solo pueden acceder quienes tienen un hermano o un familiar vinculado a la misma institución, el valor de descuento es de 10%. La beca se maneja a través de entidades financieras que han hecho un convenio previo con la universidad.


Así mismo los estudiantes cuentan con entidades financieras como Pichincha, el Banco de Crédito, que llegan a prestar hasta un 100% del valor de la matrícula, a través de dos líneas de crédito que pueden ser respaldados con cheques o pagarés.


Para adquirir un préstamo con una entidad es muy fácil, se llena el formulario, se consigue un fiador y en 15 minutos se aprueba el crédito. Para un pregrado de primero a noveno semestres, se puede pagara hasta en 6 meses, el décimo semestre se puede diferir hasta a 12 cuotas.


Ahora no hay excusa para no estudiar educación superior porque son las mismas universidades quienes brindan las garantías para que muchas personas tengan acceso a la educación.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?